www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


Empresas Mixtas, privatización final de PDVSA III
Pablo Hernández* / Soberania.org - 08/08/05

 

Empresas Mixtas, privatización final de PDVSA I

Empresas Mixtas, privatización final de PDVSA II

Continuación...


 

 


La migración y la Asamblea Nacional

Esta parte del discurso del Sr. Ramírez, es donde se expresa con toda claridad, la esencia y el objetivo de toda esta campaña "antiimperialista, en defensa de PDVSA" que se adelanta desde la industria. Se trata nada más y nada menos que exigirle a la Asamblea Nacional que cumpla el mismo papel del Congreso Nacional en 1996: legalizar de derecho lo que ya de hecho está ejecutando PDVSA y el Ejecutivo actual; que la Asamblea Nacional legalice la privatización que ya está en marcha desde PDVSA. Y que es el último requisito legal para consumar el negocio.

El propio Ministro, lo reconoce sin tapujos: "la migración es obligatoria para salir de una situación de ilegalidad y de vicios de todo tipo". En otras palabras, ladrones, golpistas, estafadores y en general todo aquel capitalista nacional o extranjero que haya robado o estafado a PDVSA en los últimos 20 años, tiene la oferta promocional que ofrece la revolución bolivariana, de convertirse en socio propietario del 49% del sector petrolero nacional a través de cómodas y olvidadizas cuotas a pagar con el petróleo que produzcamos en el futuro o con previo pago de una módica suma de todo lo sustraído anteriormente.

Las facilidades que ofrece la Revolución Bonita, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el Ministro-Presidente de PDVSA, no pueden ser más cómodas.

Primero: tienen 6 meses para que voluntariamente se conviertan en socios, de lo contrario serán "socios obligados".

Segundo: desde hoy, le pagaremos el barril producido en los Convenios, hasta un máximo del 66,67% del valor del mercado del petróleo producido. Según el Ministro en su misma exposición:

"Pusimos fin a esta situación absurda mediante un instructivo emanado del Ministerio de Energía y Petróleo el 12 de abril de 2005, que limita los pagos de dichos Convenios, con efecto inmediato y en cualquier circunstancia, al 66,67% del precio, de manera tal que PDVSA no sufra perdidas por sus operaciones". ( Ídem, R. Ramírez)

Ni siquiera se tiene la decencia de proponer que sea un 49%, para ajustarse a sus propias leyes, sino que propone lo en la práctica viene cobrando el capital.

Tercero: "no le permitiremos migrar a nadie, si no se llega a un acuerdo previo con el SENIAT". En palabras sencillas, señores ladrones, a ustedes no le aplicaremos todo el peso de la Ley, por la estafa cometida, por la evasión fiscal continuada, sino que con ustedes llegaremos a un acuerdo. Como se nota que se trata del títere del capital dirigiéndose a los verdaderos factores de poder; en otras palabras: a sus amos y señores.

A las compañías petroleras no es el SENIAT el que les saca las cuentas, como a cualquier contribuyente del país, sino que con ellas se llegan a acuerdos. Estamos en presencia de la misma vieja historia, de los reparos fiscales contra las compañías petroleras, cada vez que se va a entregar nuevas concesiones o modificar las leyes. Y como siempre las compañías pagarán lo que les da la gana, o no pagaran nada, porque las protege no sólo las leyes y Convenios elaborados por ellas mismas, sino que la mayoría de esos Convenios están firmados bajo leyes internacionales y en otras jurisdicciones.

Cuarto : "Finalmente, la migración debe ser al marco de la Ley Orgánica de Hidrocarburos vigente, las compañías deben acatar la Ley Vigente en Venezuela, ya no cuentan con la complicidad de PDVSA para evadir nuestro marco legal; ésta es la nueva PDVSA". En otras palabras, ya no contamos con la complicidad de PDVSA, porque ahora ustedes serán los dueños del 49% de la parte de PDVSA, donde ustedes formen las empresas mixtas. Tiene razón Sr. Ministro, esta si es la verdadera "NUEVA PDVSA". La PDVSA que siempre ha sido del capital extranjero.

La conclusión del Ministro a toda esta política de sumisión y entrega descarada, no puede ser más cínica e irónica. El Sr. Ministro, anuncia solemnemente que desde ahora, en el 2005, después de 90 años produciendo petróleo y 30 años luego que nacionalizamos la industria, y según lo cual el petróleo es nuestro, es sólo a partir de este momento, óigase bien: es a partir de hoy que:

"Implantaremos el principio de que el Estado y, por ende, el pueblo venezolano, obtendrá por cada barril producido, entre la regalía y el impuesto sobre la renta, como mínimo el 50% del valor de mercado. Esta es una nueva visión del histórico "fifty-fifty" que se refería a las ganancias; pero el petróleo se ha venido valorizando cada vez más y hoy por hoy éste tiene que referirse al valor de mercado del barril. Además ese nuevo "fifty-fifty" no más que un piso, es la retribución mínima a la aspiramos por la explotación de un recurso que es de l os Venezolanos". (Ídem, Ramírez,)

Sencillamente, jamás en la historia petrolera del país se había resumido en un solo párrafo no sólo la total ignorancia sobre la historia de la participación fiscal del país, en el negocio petrolero, especialmente luego de la nacionalización, sino que le anuncia la país que desde hoy, cuando "PDVSA es nuestra y del pueblo", que no recibiremos menos del 50% del valor del mercado del barril petrolero. ¿Y el otro 50% de quién es y será, Sr. Ministro?:

Del CAPITAL PRIVADO, indudablemente.

El cinismo de este Ministro es directamente proporcional a la ignorancia e ineptitud de los señores asambleístas. Tres párrafos anteriores, el Sr. Ramírez, ha declarado que reconocían en los Convenios costos hasta por un 66,67% del valor del mercado del petróleo producido, y ahora sin ningún tapujo dice que no se aceptaran negocios donde como mínimo se obtenga el 50%.

Sr. Ministro, para su debida información, cuando se nacionalizó el petróleo la participación del Estado en relación a la participación de las compañías petrolera, era del 95%, óigalo bien 95%. Y, formalmente, entre 1949 y 1975, cuando la SHELL y la STANDARD OIL obtenían en Venezuela la mitad de todas sus ganancias a nivel mundial, pues bien durante todo ese periodo, salvo en 1954 cuando la participación fue del 53%, y en 1949 del 60%, nunca la participación fiscal del Estado, llegó a ser menos del 66% exactamente, la participación que tienen hoy las compañías privadas en el negocio petrolero.

Sr. Ministro y toda la dirigencia petrolera, cuando ustedes hoy declaran que no aceptarán ningún negocio donde no obtengamos como mínimo el 50% del valor del mercado, están reconociendo no sólo todo lo bajo que han descendido en relación a la IV República, sino que es la confesión pública de la privatización que ha ocurrido con la industria petrolera.

En pocas palabras, hemos retrocedido hasta más allá de los tiempos de Gómez. Ahora, una vez más, aspiramos obtener como mínimo un 50% del negocio. Mayor cinismo y desvergüenza es difícil encontrar en una persona, pero este personaje resume magistralmente la época de crisis y miseria en que vivimos, donde personajes mediocres como el Sr. Ramírez, pueden representar el papel de héroes y salvadores de la patria.

La Política de Conservación

La denuncia del Sr. Ramírez sobre la destrucción de nuestros yacimientos, tanto en el Caso de la Faja como en el resto del país, es realmente cinismo en grado extremo.

El Sr. Ministro y la Junta Directiva de PDVSA, van a exigir a partir de hoy, que el:

"...recurso natural se le trate con la consideración y el cuidado del caso, que se respeten las reglas de una política conservacionista del recurso natural que incluso es objeto de preocupación a nivel mundial. ¡No autorizaremos un área más de la Faja para aquellas compañías que no cumplan con nuestra disposición de preservar y administrar nuestros recursos!" (Ídem)

Sr. Ministro, no es solo en la Faja, ni solo en este periodo; a lo largo de 90 años, la producción y explotacion irracional de petróleo en este país y en el mundo ha sido la norma de todas las compañías petroleras, verdaderas depredadoras del ambiente y de los yacimientos. Sencillamente es tal el deterioro y destrucción que han sufrido no solo nuestros yacimientos petroleros, sino todos a escala mundial, que la única posibilidad que tiene hoy el capital petrolero internacional de aumentar la producción petrolera para enfrentar la inevitable crisis energética que está a la vuelta de la esquina, es precisamente aplicando técnicas de recuperación secundaria para aumentar el factor de recobro.

Por último, Sr. Ramírez, no se rasgue las vestiduras, ni acuse sólo a la Meritocracia de estos crímenes, porque usted y la actual dirigencia petrolera, en los últimos dos años han despedido, expulsado y relegado a cantidades de cuadros técnicos de la industria, que han denunciado con cifras y datos en manos este crimen que se comete en todo el país. ¿Es que usted no conoce a Gilberto Zerpa que ha denunciado por años esta situación, especialmente con la explotación de la Faja del Orinoco si se deja dicha faja en manos del capital internacional; y el trágico futuro del petróleo ahí contenido; y no conoce los cientos de artículos e informes que se han escrito sobre este tema dentro y fuera de la industria?.

El colmo de esta declaración de una supuesta defensa del ambiente, es que quien la proclama es precisamente dirigente de un Gobierno que:

Ha decretado la destrucción de:

  1. Sierra de Imataca. Que comprende 4 millones de hectáreas de selva tropical.

  2. De la última reserva pesquera del país, al norte de Paria, con el Proyecto Mariscal Sucre.

  3. De la Sierra de Perijá, otorgando nuevas concesiones para la explotación del carbón. Firmó la constitución con Brasil de CARBO SURAMÉRICA que destruirá la zona de Socuy - Casigua; y con Cuba y China, el envío de 500.000 toneladas de carbón a Cuba para alimentar a una Planta Termoeléctrica.

  4. Tiene en proyecto 3 plantas termo carboníferas en el occidente del país, con el efecto contaminante que ello implica.

  5. Un reforzamiento del tendido eléctrico hacia el norte de Brasil, para contribuir con la destrucción de Amazonia, decretada por el gobierno del "hermano" Lula.

  6. Nuevas concesiones mineras en todo el país (Loma de Hierro, Taguay, etc.).

  7. Firmantes y adherentes del Protocolo de Kyoto, pero hemos decidido aumentar la producción petrolera a 5 Mm./d; y a 36 Mm. de Tons. la producción de carbón.

  8. Con capital nacional vamos a construir la infraestructura terrestre, fluvial y marítima para que el carbón colombiano del norte de Santander salga con más facilidad al exterior.

Que las compañías petroleras, en la Faja, vayan a cumplir con las normas ambientales, es no sólo una ilusión, sino una patraña. Ninguna compañía petrolera en nuestro país, incluyendo PDVSA, respeta la conservación del ambiente, paga daños ambientales o sencillamente presenta estudios serios de impacto ambiental. Y esto lo sabe todo el país.

Primero: en todos los convenios de asociación, existe una cláusula más o menos común que indica:

"... los inversionistas a su opción podrán preparar o hacer que se prepare un estudio ambiental para evaluar las condiciones ambientales existentes en el área" (Cláusula 24.3 del Convenio de Asociación para la Exploración y Explotación del Área La Ceiba, citado por Gastón Parra L., en La Apertura Petrolera LUZ, CELEA, Maracaibo, 1999. Pág. 38).

Segundo: por nuestras "modernas" leyes de minería y en general las leyes ambientales, se ha establecido una regla de derecho, denominada el silencio administrativo positivo, mediante el cual se considera aprobado el proyecto, incluyendo los supuestos estudios de impacto ambiental que presenten las compañías, si el funcionario público encargado del estudio y de la aprobación no contesta en un lapso de tiempo determinado. Demás está decir que este silencio de la complicidad, es un silencio que cuesta oro. Es más fácil y económico para cualquier compañía comprar ese silencio, que pagar un estudio de impacto ambiental y sobre todo cumplir con él.

Tercero:
ni PDVSA, ni ninguna compañía minera, paga realmente los daños ambientales que ocasionan. Además, jamás PDVSA ni compañía petrolera alguna con todo el dinero que disponga, podrá pagar la destrucción del Lago de Maracaibo, para sólo mencionar un caso.

Por último: es de sobra conocido que PDVSA es la primera en hacer convenios paraguas con el Ministerio del Ambiente para que las compañías comiencen sus planes de exploración y producción, sin tener que cumplir con planes ambientales.

En conclusión: no hay ni habrá estudio de impacto ambiental alguno que pueda justificar o permitir la explotación de los hidrocarburos, porque éstas actividades son sencillamente contradictorias. Es como explicar o justificar las guerras argumentando que su fin es la conservación de la vida.

La empresa mixta con REPSOL

Los negocios con REPSOL son la quinta esencia de la podredumbre de esta dirigencia petrolera, encabezada por los Señores Alí Rodríguez, Rafael Ramírez, Luis Vierma y Bernerd Mommer.

La cronología de los negocios de REPSOL y PDVSA, especialmente luego del paro petrolero, ilustra con claridad como el capital, en alianza con los "burros petroleros" como el Sr. Alí calificaba a la antigua Meritocracia, ha logrado imponer sus intereses.

El 7 de enero de 2003, cuando aún no había concluido el paro petrolero, cuando las compañías petroleras nacionales e internacionales que operan en el país, seguían apoyando activamente la insurrección y el sabotaje desatado por el capital en Venezuela, la Junta Directiva de PDVSA, que recién nombrara el Presidente de la República en sustitución de la junta anterior que mayoritariamente encabeza el sabotaje petrolero, toma un conjunto de resoluciones contenidas en el documento "Estructura Organizacional de PDVSA".

Este documento confidencial solo es conocido parcialmente por el público que asistía a los Foros de "PDVSA por Dentro", en febrero de ese año. En él se establece, con absoluta claridad y precisión, las medidas y objetivo del capital petrolero en torno al sector petrolero venezolano y se trazan las líneas maestras fundamentales de la política petrolera que se va a desarrollar desde aquel entonces. Paradójicamente son una copia al carbón del viejo plan de negocios que PDVSA desarrolla desde la época de Luís Giusti, pero que ha sido delineado en el Plan de Negocios 2001 - 2010, por la llamada Vieja PDVSA de la Meritocracia y expuestos por la Coordinadora Democrática en su Proyecto de Programa conocido como "Proyecto País", en octubre de 2002. (Pág. 22 a la 36).

CUALES SON ESTAS MEDIDAS QUE TOMA LA JUNTA DIRECTIVA DE PDVSA EL 7 DE ENERO DEL 2003

1 . - "Se crean Oriental de Petróleo S.A. (con sede en Puerto La Cruz) y Occidental de Petróleo S.A. (con sede en Maracaibo). PDVSA, Casa Matriz, seguirá en La Campiña. Se declaran como inactivas, varias empresas de PDVSA, tales como el CIED, PALMAVEN, PROESCA, BARIVEN, etc. y en proceso de reestructuración empresarial PEQUIVEN, DELTAVEN e INTEVEP.

PDV MARINA y PDVSA GAS filiales de PDVSA entran también en fase de reestructuración y todas ellas, junto con las nuevas compañías creadas en oriente y occidente, le reportaran directamente al Presidente de PDVSA.

BITOR queda bajo la jurisdicción de PDVSA Oriente y CARBOZULIA bajo la jurisdicción de PDVSA Occidente.

Esta primera medida, sin aparente estudio, tomada en medio de la crisis, cuando aún no ha terminado el sabotaje, expresa la claridad que tiene el capital y sus dirigentes en el seno de el gobierno y PDVSA. Sencillamente han aprovechado la situación creada para poner en marcha, por la vía de los hechos, la fase final de la privatización, de acuerdo al mandato de la CRBV y las nuevas leyes que en materia de hidrocarburos están vigentes en el país. En pocas palabras, han creado la figura de las empresas filiales, dejando a PDVSA Casa Matriz, en la Campiña, dueña de las acciones y a la cual deben reportar todas las filiales. En ese sentido, el Sr. Rodríguez y toda la Junta Directiva de PDVSA están cumpliendo, al pie de la letra, el mandato constitucional del capital, contenido en el artículo 303 de la CRBV.

En resumida, PDVSA, crea las filiales cuyas acciones no pueden ser privatizadas, (porque de hecho no tienen) pero si sus activos. En el mismo documento, la Junta Directiva decide que "a cada operadora se le trasfieren de inmediato todos los activos asociados a las áreas geográficas y operativas asignadas".

De esta manera, no sólo sigue en marcha la privatización de los activos de PDVSA, sino que en el mismo momento que el capital internacional y nacional está golpeando, saboteando a lo largo de todo el país para imponer su programa, la Junta Directiva de PDVSA, en representación de ese capital, decide entregar nuevas concesiones no sólo en campos petrolero sino en actividades. En otras palabras, la política de convenios, asociaciones, outsourcing y negocios internacionales, que no es otra cosa que la privatización de PDVSA, es declarada "Política Oficial" por el Sr. Alí Rodríguez y la Junta Directiva de PDVSA, en medio del sabotaje petrolero.

Estas medidas del capital no pueden sorprender a nadie, porque se inscriben y adecuan perfectamente dentro del ordenamiento jurídico petrolero establecido en el país desde 1999.

2.. - PDVSA Corporativa participa hasta el 30% en Planta de Olefina de Jose con Exxon Mobil, Mariscal Sucre con Shell y Mitsubishi.

Esta decisión no es más que el cumplimiento de la vieja decisión de "compensar" a EXXON MOBIL por su salida del Proyecto Mariscal Sucre y ante la amenaza que impusiera el gobierno de EE.UU., de instalar en Venezuela una Oficina de Transición como parte del golpe que se continuaba desarrollando en Venezuela, bajo la dirección de la Embajada Norteamericana. Sobre los entretelones de todo este proceso de la Oficina de Transición, el Golpe de Estado en preparación y su relación con EXXON y la Planta de Olefina, la prensa nacional lo reseñó ampliamente entre junio y julio de 2002.

En agosto del 2003, el Presidente y PDVSA anuncian el acuerdo con EXXON y la Planta de Olefina de Jose. Le fue entregada a EXXON MOBIL en un acuerdo firmado entre esa compañía y Saúl Ameliach, Presidente de PEQUIVEN, en noviembre del 2004.

Este proyecto sencillamente era un proyecto ya aprobado por la Meritocracia de PDVSA, que J.R.Paz lo anunció en octubre de 2002, lo que confirmaba la negociación entre la Oficina de Transición y los planes de EXXON MOBIL, y sobre todo como se cumplía el plan del capital antes de finalizar el paro petrolero.

El argumento de PDVSA, de participar hasta en un 30% en dichos procesos, porque no hay recursos, no es más que la justificación de la entrega. Decirle a un país que aún en medio del paro petrolero, no bajaron jamás sus reservas por debajo de los 10.000 Mm., que no podemos asumir totalmente el proyecto de construir una estratégica Planta de Olefina en la que se invertirán 2.500 Mm., en 4 años, es sencillamente una vulgar falacia, para negociar o, mejor dicho, cumplir con los planes que impone el capital petrolero internacional.

3.- Para enero de 2003, reposaban en PDVSA más de 100.000 currículos, en su mayoría de personal calificado, dispuestos a trabajar en PDVSA, aún en condiciones de voluntarios.

De todos es suficientemente conocido que la recuperación, normalización y enfrentamiento del sabotaje petrolero, especialmente luego del 6 de diciembre, descansó mayoritariamente en personal voluntario de las comunidades alrededor de PDVSA, miembros de las Fuerzas Armadas bajo el mandato del Plan Petromar que, junto a los escasos dirigentes, técnicos y obreros, se mantuvieron en PDVSA.

Para el 7 de enero, el paro y sabotaje están de hecho derrotados, la industria comienza a normalizarse y las áreas técnicas críticas están controladas, precisamente por el personal de la propia PDVSA y los voluntarios. Pese a toda esta realidad, la Junta Directiva decide que "se podrán contratar firmas especializadas en recursos humanos". A partir de ese momento se dio inicio al verdadero plan de liquidación final de la parte operativa de PDVSA y sobre todo el incremento de la corrupción en PDVSA, vía contratistas de personal para PDVSA, como los tristemente celebres caso de MOALCA y CONCALVI en el Zulia.

Lo principal de esta medida es que ya el 7 de enero, es el capital quien comienza a controlar la entrada de personal a PDVSA y se inicia la ofensiva de despido y acoso contra el conjunto de voluntarios y contratados en medio de la crisis, que trabajaron y dieron lo mejor de sí en aquellas cruciales situaciones. De tal manera que se comienza a liquidar en PDVSA todo el personal que efectiva, técnica y políticamente han recuperado la industria en medio del paro, por todo el conjunto de personal proveniente de las contratistas, que en su mayoría proviene precisamente de los sectores indiferentes, de simpatizantes activos al sabotaje petrolero, jubilados defensores de toda la Meritocracia anterior, pero sobre todo con personal totalmente indiferente ante el problema político que vivía el país y cuyo único objetivo es conservar el puesto y guardarle lealtad a su nuevo empleador: La Contratista de Recursos Humanos.

4.- "Las operadoras contratarán individualmente los servicios de informática que se requieran para sus operaciones, incluyendo INTESA u otros proveedores".

Esta resolución es de por si no sólo criminal y cómplice por parte de la Junta Directiva de PDVSA, si no que mide el verdadero poder del capital petrolero internacional y de los órganos de poder del gobierno norteamericano en el seno de la industria.

Desde hacía más de 1 año (enero 2002), y aún desde el año 1999, el propio comisario RDR en su Informe sobre PDVSA, viene denunciando las pérdidas e irregularidades que se le ocasionan a PDVSA, el contrato con INTESA.

El propio Contralor General de la República, desde enero de 2002, ha recomendado que dicho contrato sea rescindido por las irregularidades y estafas presentes en el mismo. Por si esto fuera poco, ya para esa época se sabe públicamente que SAIC, la socia mayoritaria en INTESA, no es más que una empresa al servicio directo del Pentágono y la CIA.

Si todo lo anterior ya era grave y conocido públicamente, el 7 de enero, se conocía públicamente, que el mayor daño y el peor sabotaje contra la industria petrolera del país, había ocurrido precisamente a partir de INTESA que controlaba toda la informática y los procesos de automatización de PDVSA.

La paralización y daños mil millonarios que sufre la industria, están estrechamente ligados al accionar de INTESA, desde el 6 de diciembre, cuando horas antes de la masacre de Altamira, el capital petrolero decide lanzar la ofensiva final contra la industria.

Todo esto conocido públicamente, no le importa, ni le interesa a la Junta Directiva de PDVSA, y decide que se puede seguir contratando a la empresa que precisamente ha sido la punta de lanza del sabotaje.

Esta decisión de la Junta Directiva de PDVSA, no puede ser subestimada, ni explicada bajo el argumento de la emergencia que se vivía, sino que debe ser entendida en su real y verdadero contexto: El capital petrolero internacional, el gobierno norteamericano y sus servicios de seguridad, jamás perdieron el control de la industria petrolera, como dice Walter Graciano:

"La élite sabe, desde hace mucho tiempo, que la única forma de controlar los conflictos es controlando sus dos bandos".

Y esto es precisamente lo que ocurre en Venezuela, jamás el capital perdió el control de la Coordinadora Democrática, ni de la Junta Directiva de PDVSA. Carlos Fernández, Carlos Ortega, Alí Rodríguez, Rafael Ramírez, Aires Barreto, etc. Cada uno jugó un papel durante el paro petrolero y al final hubo un solo ganador : El capital petrolero.

5 . - Las "ventas de exportación... las maneja la Coordinación de Comercio Internacional (por cuenta de)".

Nunca se supo quien manejó las ventas de compras de combustible y petróleo por parte del PDVSA.

Lo que si se supo, fue de la tremenda estafa y robo cometido en el seno de PDVSA, tanto por el suministro de combustible en el interior del país, las compras aparentemente anárquicas de gasolina en el exterior, pero sobre todo la inmensa estafa que significó la venta de petróleo desde Venezuela hacia el exterior a lo largo de todo el año 2003.

Sólo en noviembre de 2003, el Wall Street Journal informa que posee más de 400 documentos que prueban el inmenso robo cometido sólo con la venta de petróleo venezolano al exterior en ese año.

En todos estos casos aparece una y otra vez una figura siniestra: Aires Barreto, que al final sale de la Junta Directiva de PDVSA y aún hoy no se sabe cuál es su situación en relación a la industria petrolera.

Como parte de esta resolución, está el acuerdo entre PDVSA y CITGO que firma Rafael Ramírez, y que significaba el control por parte de CITGO de lo fundamental de nuestro comercio exterior de hidrocarburos.

El contenido de dicho contrato, firmado bajo las leyes de New York, así como las críticas a las irregularidades presentes en él, se pueden encontrar en la página web Soberania.org donde se recoge dicho documento, así como las observaciones que se le hicieron desde la propia PDVSA a dicho contrato.

Igualmente, de ese periodo, está el acuerdo entre Rafael Ramírez, a nombre del MEP y Jack Kemp a nombre de
FREEMARKET PETROLEUM para suministrarle 50.000 b/d de petróleo liviano a la máquina de guerra norteamericana, que se preparaba para la intervención de Irak.

En todas estas negociaciones, al lado del Ministro Ramírez y de Aires Barreto, aparece el Sr. Luis Vierma, que a la larga va a terminar siendo el brazo ejecutor de esta política de privatización y entrega, jugando los Señores Rodríguez y Ramírez el singular papel del sello de goma, como se les empezó a conocer dentro de PDVSA en aquella época. Eran y son los sellos de goma, no del Sr. Vierma, sino del capital petrolero internacional.

Desde el 7 de enero, cuando el Alto Mando Militar, bajo el mando del Gral. José Luís Prieto, en Fuerte Tiuna, ponen en marcha el Plan Petromar para el control y custodia de las instalaciones petroleras venezolanas, especialmente sus centros de producción, distribución y embarque, Rafael Ramírez y Alí Rodríguez en Miraflores, a la misma hora, están ejecutando el plan del capital para controlar finanzas, informática y comercio exterior de PDVSA.

A Luis Marín y Félix Rodríguez se les dan plenos poderes para que levanten la producción, pero son ellos - Ramírez, Rodríguez, Barreto, Vierma - en representación del capital, los que en definitiva controlan los elementos claves de la industria (finanzas, informática, comercio exterior) y sobre todo son ellos que deciden en última instancia hacia donde dirigir la industria.

6.- De todos es conocido que durante el paro la mayoría de las estaciones de servicio se paralizaron, aún cuando existía combustible. La mayoría de las estaciones propias de PDVSA encabezaron dicho sabotaje en especial en la zona occidental del país. Ante este hecho evidente y público, decide la Junta Directiva de PDVSA bien premiarlos: "Las operadoras manejarán todo lo relacionado con la distribución al mayor y administración de las estaciones de PDV en su región. Progresivamente las estaciones PDV se irán licitando al sector privado". En pocas palabras, las filiales licitaran a los golpistas las estaciones de servicio.

Si todas las anteriores resoluciones de la Junta Directiva de PDVSA, prueban con meridiana claridad, como el capital petrolero jamás perdió el control de la industria petrolera, la última resolución de dicho documento, es no sólo la coronación de este triunfo, sino la definición exacta hacia donde se va a dirigir PDVSA desde aquel entonces y que constituye el verdadero objetivo del Golpe de Estado, que logra el capital : "Las operadoras identificarán actividades y campos que puedan ser dados a terceros para manejo bajo licencia del MEM, vía licitación abierta internacional".

A partir de esta decisión, toda la política petrolera de PDVSA, queda perfectamente definida: Hay que terminar con la privatización del sector petrolero, dejando en manos del Estado las acciones de PDVSA Casa Matriz; total, al capital petrolero no le interesa las acciones de PDVSA, si no sus yacimientos y activos que son la verdadera fuente de riqueza.

En síntesis, todo el conjunto de decisiones y convenios firmados desde aquel entonces, tales como:

  • Las licencias para la exploración y explotación del gas en la Plataforma Deltana a CHEVRON TEXACO y STATOIL.
  • La entrega de la Planta de Olefinas a EXXON.
  • La autorización para que la filiales puedan contratar los servicios informáticos, aún con INTESA.
  • La privatización de las estaciones de servicio.
  • La orgía de la compra combustibles al exterior sin ningún tipo de control.
  • La liquidación de hecho de INTEVEP, y por lo tanto de cualquier desarrollo tecnológico nacional independiente.
  • La paralización de BITOR y por ende de ORIMULSIÓN mucho antes de que el Sr. Mommer sacara las famosas cuentas.
  • El convenio con CITGO, en inglés y bajo las leyes de New York, donde a ésta filial, que se había negado a suministrarle petróleo a PDVSA durante el paro, se le otorga el monopolio de nuestro comercio de hidrocarburos en EE.UU., Canadá y El Caribe.
  • El acuerdo con FREEMARKET PETROLEUM para suministrarle petróleo a la reserva estratégica del imperio.etc. Ilustran con claridad quien fue el verdadero triunfador del sabotaje petrolero. Toda esta política, claramente en beneficio del capital petrolero internacional, fue disfrazada y encubierta con todo el carnaval mediático y la campaña de distracción basada en las celebres frases: "PDVSA es nuestra", y "Renacionalizamos el petróleo","PDVSA es del pueblo", etc. Fue la época de la asamblea del pueblo dueño soberano de PDVSA; del llamado a formar cooperativas, de la creación de las famosas misiones, de los comité guías, las asambleas en PDVSA, etc., y sobre todo, del ahondamiento del discurso antiimperialista.

El 12 de abril de 2003, en plena Semana Santa, el Gobierno anuncia la entrega de "negocios petroleros al sector privado", en consonancia con la línea aprobada por PDVSA.

El 14 de abril, el Ministro de Energía Rafael Ramírez en Río de Janeiro, anuncia: "Venezuela convocará en este año a una nueva licitación internacional entre empresas petroleras para campañas de exploración y producción de crudo".

Objetivos:

- Aumentar las reservas de crudo liviano y reducir los costos.

- Previendo un ambiente de máxima competitividad.

- Aumentar la capacidad de producción a 5 mmB/D para el 2007.

Se requieren inversiones por 40.000 mm de $ hasta el 2007 "y estamos convocando a las empresas trasnacionales y nacionales a que participen". (www.unionradio.com.ve 15/04/2003.)

A finales de abril, el Ministro Ramírez se entrevista en España con Alfonzo Cortina, Presidente de REPSOL, y se adelantan las conversaciones entre el Ministro Ramírez, Alí Rodríguez y Vierma con REPSOL.

En junio de 2003, se produce la reunión en España, ampliamente reseñada por la prensa de dicho país, entre la dirección de REPSOL y las autoridades petroleras venezolanas, encabezadas precisamente por Rafael Ramírez, Alí Rodríguez y Luis Vierma.

¿Qué dice la prensa española sobre estas negociaciones?. Dada la importancia histórica de esta noticia la reseñamos totalmente:

"REPSOL YPF negocia invertir 700 millones de dólares en un macroproyecto en Venezuela".

El ministro de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, y el Presidente de Repsol YPF, Alfonso Cortina, se reunieron en Madrid para analizar el proyecto. La petrolera española podría controlar hasta el 49% de un "gran yacimiento"".
(Expansión, 10/06/2003, España).

El yacimiento que se negocia por 700 mm de dólares, no es otro que el yacimiento de Tomoporo, un yacimiento gigante, en producción por parte de PDVSA desde hacia varios años . "El yacimiento con unas reservas estimadas de 1.500 millones de barriles podría alcanzar una producción de 250.000 b/d en el 2009... La explotación de este yacimiento permitiría utilizarlo para desarrollar otros cuyas características geológicas los hacen menos rentables. Sin embargo, utilizando esta infraestructura sería posible explotarlos...

Venezuela fija el precio del yacimiento en 3 dólares por barril recuperable, lo que, según los cálculos de Vierma, supone valorar la participación del 49% en 700 millones de dólares."
(idem).

Estas declaraciones de Ramírez, Vierma y Rodríguez las cierran con la declaración de Rodríguez que "espera que Repsol invierta lo máximo posible en la industria petrolera de Venezuela" en otras explotaciones que tiene REPSOL en Venezuela. El broche de oro de la negociación lo hace el Sr. Vierma cuando declara:

"en breve comenzará la licitación selectiva tengo fe en que las ofertas (para este campo petrolífero) favorezcan a un consorcio en el que esté Repsol". (Ídem) La revista termina señalando que "Caracas estima que podría cerrar todo el proceso en dos o tres meses y comenzar el desarrollo del proyecto antes de finales de año" (ídem)

La declaración de Vierma, de que explorar este yacimiento permitirá desarrollar otros, supuestamente menos rentables, no son otros que los de CEUTA , BARUA, MOTATAN, FRANQUERA en la Cuenca de MeneGrande, que es suficientemente conocida como cuenca petrolífera desde la década de los 20 en el siglo pasado, de la cual Tomoporo es una extensión.

¿En cuánto venden este campo petrolero?

El Sr. Vierma, le fijó un precio de 3 $/barril recuperable, (óigase bien 3$ por barril). Según la información, las reservas de Tomoporo ascienden a 1.500 mmb. Tomando en consideración que actualmente ninguna compañía petrolera invierte en campos, que no le garanticen unos 500 mm recuperables, se deduce que los señores de REPSOL pagaron 3$ por la propiedad de la mitad del petróleo recuperable. Al conformarse la empresa mixta, REPSOL, junto con PDVSA, compartirán las ganancias de por lo menos 500 mm de b que al precio promedio de petróleo venezolano en estos momentos, estamos hablando de un negocio de 40$ x 500 mm, estamos hablando de 20.000 mm de dólares, si es que se recuperan sólo 500 mm. En pocas palabras, REPSOL con 700 MM de $ accede a un negocio que reportará como mínimo 10.000 mm de $ siempre y cuando el barril se mantenga en 40$.

Este tipo de negocios es característico de los que hacía el Sr. Cortina en América; en el año 2000 consiguió del Gobierno Argentino que le extendiera por 10 años la concesión de algunos yacimientos por los cuales pagó 300 millones de dólares y según la prensa argentina, la extensión de este contrato le significarán ganancias adicionales a REPSOL por 40.000 millones de dólares.

Según los propios negociantes, Tomoporo podría producir 250.000 b/d; lo que quiere decir que este campo producirá 10 millones de $ diarios o lo que es lo mismo 3.650 mm$ al año. De tal manera que los 700 mm que REPSOL paga por este campo, lo recuperaría prácticamente antes de los 2 años. No hay que olvidar que este es un campo en producción, con toda la infraestructura construida y donde las inversiones adicionales serían mínimas. Para el 2004 Tomoporo producía 90.000 b/d y las inversiones que hacia PDVSA permitiría llegar a 130.000 en tan sólo un año. En junio del 2004, Rafael Durán, Gerente de Planificación de PDVSA Occidente, informó que "Venezuela ya inició la perforación de nuevos pozos en campos que se estima alcance una producción de 250.000 b/d para el 2008." (Boletín semanal 21/06/2004, Descifrado). Según la misma información, PDVSA planeaba invertir cerca de 800 millones de dólares en el desarrollo de Tomoporo.

Tan pronto regresaron de España, el Ministro de Minas ordena que se actualicen los estudios sobre Tomoporo, para proceder a su licitación. La prensa nacional recogió esta información:

"Min-Energía ordenó licitar campo Tomoporo en 30 días"

El Ministerio de Energía y Minas ordenó a Petróleos de Venezuela preparar la licitación del campo Tomoporo en 30 días, informaron fuentes relacionadas con la industria de los hidrocarburos.

Se espera que esten Mobil, ChevronTexaco y el consorcio formado por la rusa Lukoil y British Petroleum. (...) compañías internacionales como REPSOL, Total, Statoil, Exxon, en noviembre de 2002, el despacho mencionado solicitó a algunas de estas transnacionales que enviaran algunas propuestas relacionadas con el manejo de ese reservorio.

Las fuentes advirtieron que en condiciones normales, "Petróleos de Venezuela jamás hubiese entregado ese yacimiento a empresas extranjeras y menos cuando se ha determinado que ese campo muestra un potencial para producir entre 300 mil y 400 mil barriles diarios de crudo mediano".
(El Nacional, 19/03/2003.)

En efecto, en septiembre, el Ministro Ramírez anuncia la "licitación" de Tomoporo, incluyendo el cronograma donde se tiene previsto la entrega del campo para diciembre 2004.


El descaro del negocio hizo que desde dentro y fuera de PDVSA se iniciara una ola de denuncias y protestas, entre agosto y octubre 2003, que obligaron al Ministro y a PDVSA, no a renunciar a la negociación (que en la práctica ya se había realizado), sino a esperar una nueva oportunidad creando las condiciones para ello.

Estas condiciones fueron minuciosamente planificadas, y no fueron otra cosa que continuar con el plan de deterioro y sabotaje interno desde la propia PDVSA y el MEP, especialmente en el Occidente, que concluye con la entrega de Tomoporo, vía la formación de una empresa mixta con REPSOL.

El anuncio de una nueva empresa mixta PDVSA - REPSOL, la hizo el propio Presidente Chávez, en su visita a España en noviembre del 2004. la noticia ampliamente reseñada por la prensa, deja ver, como el negocio con REPSOL, de junio de 2003, sencillamente se había diferido y ahora se concretaba:

"Estamos a punto de concluir una negociación para conformar lo que sería la primera empresa mixta en el marco de la nueva Ley de Hidrocarburo venezolana entre PDVSA y REPSOL para explotar petróleo del Lago de Maracaibo, la zona de mayor riqueza petrolera" (Declaraciones del Presidente Chávez, en rueda de prensa conjunta con Rodríguez Zapatero, Agencia AFX, El País, Madrid 24/11/2004)

Lo que el Presidente Chávez anuncia en España, no es más que las decisiones que de hecho el MEP y la dirigencia petrolera "bolivariana" han anunciado en diversos encuentros con el capital privado, entre octubre y noviembre del 2004 en Puerto La Cruz y Porlamar. En estos encuentros, es el Sr. Vierma, el mismo que "tenía fe" en que la entrega de Tomoporo recayera sobre REPSOL, quien junto con el Ministro Ramírez, anuncian la política petrolera privatizadora en marcha.

Vierma, de la manera más cínica, declara, sin tapujos, que PDVSA licitará unos 20 campos de baja producción, en el oriente del país, aclarando que:

"Estos campos no serán ofrecidos a las grandes empresas, sino a las empresas venezolanas para que formen consorcios con empresas internacionales, como las del Mar del Norte" (L. Vierma, en Petroleum World en español, 19/10/04).

En otras palabras, se buscan testaferros "patriotas" y bolivarianos para entregarles concesiones. Ni Cipriano Castro y su Danza de Concesiones fue tan vulgar.

Por su parte el Ministro Ramírez anunciaba la licitación de 34 campos en el Golfo de Venezuela.

¿Quién es REPSOL? ¿Por qué la empresa mixta con ella?

Hasta 1999 no era más que una compañía petrolera más, circunscrita prácticamente al mercado español. En 1999, REPSOL compra por casi 15.000 mm$ a YPF de Argentina, elevándose de inmediato a la categoría de las grandes compañías petroleras mundiales, con más de 1 mm de b/d en producción.

¿Cómo logra REPSOL este ascenso tan vertiginoso?

En 1998, el total de activos de REPSOL eran 17,1 mm de euros, que para la época era una suma inferior a lo que debe pagar por YPF Argentina. ¿Cómo logra una compañía llevar adelante una compra "de contado", por una cantidad superior a sus activos?

El Sr. Alfonso Cortina, para aquel entonces Presidente de REPSOL y primer accionista del BBVA, señala que la compra de YPF fue posible , ya que lograron en ese momento un refinanciamiento por 16.000 mm$ "en forma muy eficaz" que permitió a REPSOL convertirse "en una de las 10 mayores petroleras privadas del mundo" (Alfonso Cortina, El Mundo, 03/10/1999, España).

Estamos en presencia de una de las tantas operaciones encubiertas no de la CIA, sino de las compañías petrolera anglosajonas. En efecto, cómo explicar sino a través del financiamiento que estas compañías hacen, lo que le permite a REPSOL comprar en ese momento a YPF, cuando su situación financiera era si se quiere critica.

En 1998, el total de ingresos operativos de la compañía llegó a unos 19.000 mm de euros, sus activos apenas sobrepasaban los 17.000 mm y en ese momento tenía una deuda financiera neta superior a los 5.500 mm de euros. Desde 1995, sus resultados financieros fueron todos en rojo, las pérdidas en el periodo 1995 - 1998, superaban los 400 mm de euros. Pese a todo este balance nada promisor, REPSOL consigue que le presten 16.000 mm$ para comprar la principal compañía productora de petróleo en Argentina.

Para que se tenga una idea de la magnitud de la compra, REPSOL, que en 1998 declara activos por 17.351, en 1999 tan pronto compró a YPF, declara 42.050 mm de euros en activos. La esencia del negocio, de la operación encubierta se descubre cuando en menos de los 5 años siguientes (2000 - 2004), REPSOL disminuye su deuda de 20.398 mm de euros, que tiene en el año 2000, a tan sólo 4.230, y esto en un periodo donde REPSOL siguió presentando sus resultados financieros en rojo. Agregar el papel de la Cía.

El 29 de marzo de 2005, coincidiendo con la visita del Presidente del gobierno español a Venezuela, Antonio Brufau, Presidente de REPSOL, y Rafael Ramírez firmaron varios acuerdos mediante el cual se crea una empresa mixta entre ambas compañías. Los términos concretos de esos acuerdos, como en los mejores tiempos de la IV República, son totalmente desconocidos por el país. De acuerdo a las diversas informaciones de prensa, proporcionadas por diversos voceros, especialmente de REPSOL, se deduce que los beneficios que obtendrá REPSOL, dejan como un juego de niños el acuerdo de SAIC - PDVSA en la creación de INTESA.

Un día antes de la firma, REPSOL en Madrid emite un comunicado informando sobre los acuerdos. Que obtiene REPSOL:

  1. Automáticamente REPSOL aumenta en un 60%, de 100.000 a 160.000 b/d), su producción en Venezuela y duplica su nivel de reservas el país.

  2. Dispondrá del 49% del capital de la empresa. El monto que pondrá REPSOL es desconocido (aunque deben ser los 700 mm de $ previstos por REPSOL en su plan 2003 y 2007), lo que si es cierto, según las declaraciones del Ministro Ramírez y la resolución de PDVSA de enero del 2003, es que que Venezuela no pondrá dinero, porque nuestras reservas y los activos que se incluyan en los acuerdos con las empresas mixtas permite que el país no tenga que invertir capital.

  3. REPSOL "dispondrá de los derechos de exploración y producción de hidrocarburos en las áreas donde actualmente desarrolla su actividad (Menegrande, Quiriquire y Quiamare - La Ceiba) y sobre nuevas áreas vecinas (Barua Motatán, Ceuta Tomoporo y Orocual" (Agencia de Noticias, EFE, marzo 2005 y exposición 29/3/2005).

  4. REPSOL podrá "construir una planta de licuefacción de gas (...) en las costas venezolanas. En ese caso, le serían otorgadas a la compañía una o varias licencias de gas para el suministro de volúmenes requeridos por esta instalación" (ídem). Con esto REPSOL puede participar en el principal proyecto de gas en el país: el Gran Mariscal Sucre.

  5. TERMO BARRANCA, la filial de REPSOL, construirá y operará una planta de gas en Barinas, para vender la electricidad al país a un precio estimado de 63 dólares el megavatio. Edelca le vende ese megavatio a Brasil por menos de 30 dólares.

  6. REPSOL, cuyos contratos operativos en Venezuela le quedaban un máximo de 8 años, explotando petróleo y gas que le pertenece a PDVSA, se transforma en una empresa mixta, que inicialmente tendrá una duración de 35 años y donde REPSOL es dueña del 49% del petróleo y de los activos que queden bajo la jurisdicción de la empresa creada.

  7. Y para cumplir con la nueva ley de Hidrocarburos, Repsol otorgará 20 becas para técnicos de PDVSA.

De esta manera, la negociación hecha en junio del 2003 por los Señores Ramírez, Rodríguez y Vierma, se consuma de la manera más descarada y, como siempre, en el máximo secreto.

¿Por qué REPSOL es la que obtiene el contrato? ¿Qué se esconde detrás de todo esto?

Una noticia aparecida en Cinco Dias (Madrid, 1/4/2005) inmediatamente después de la firma de los acuerdos entre REPSOL Y PDVSA, descubre toda la farsa montada por la dirigencia petrolera, en torno a la supuesta soberanía petrolera:

"Los representantes de REPSOL YPF, Antonio Brufau, y la estadounidense CHEVRON TEXACO, David J. O´Reilly, firmaron ayer en Caracas una carta de intención para proponer al Ministro de Energía y Petróleo de Venezuela y a la petrolera estatal del país, PDVSA, el desarrollo conjunto de un bloque exploratorio en la franja del Río Orinoco y la construcción de una refinería para la transformación del crudo que se produzca en esa área. La inversión total del acuerdo asciende a 6.000 millones de dólares, según Bloomberg." (www.CincoDias.com, Madrid 01/04/2005).

De esta manera se destapa la verdadera esencia de la campaña "antimperialista", que culmina con el show del 25 de mayo en la Asamblea Nacional y vemos finalmente quien está detrás de toda esta campaña, nada más y nada menos que CHEVRON TEXACO, EXXON MOBIL, SHELL, BP, la Sra. Rice asesora de dicha campaña y el propio clan Rockefeller.

¿Quiénes son los dueños de REPSOL?

Según la propia compañía, su composición accionaría para el 2002, era la siguiente:

ACCIONISTAS
PORCENTAJE
CAIXA
10.2%
BBV
8.2%
REPINVESA
5.6%
GRUPO PMI
4.8%
IBERDROLA
3.3%
ESPAÑA
27.2%
EE.UU.
20.0%
RESTO DEL MUNDO
20.7%
Fuente: REPSOL, ante la XVI Convención Internacional del GAS (AVPG), mayo 2004.

REPSOL nace como una compañía petrolera, virtualmente concentrada en el mercado español, refinando y comercializando petróleo del norte de África.

¿Cómo es que una compañía, de un país que no tiene petróleo, que le costó entrar a la Unión Europea, de la noche a la mañana aparece al lado de las grandes petroleras mundiales?.

La explicación que poco a poco se viene descubriendo, es que en realidad, REPSOL, no es más que la punta de lanza de las compañías petroleras anglosajonas en el seno de Europa y que en definitiva no es más que una filial del capital petrolero internacional, principalmente norteamericano.

En 1997 cuando Aznar puso en venta las acciones publicas de REPSOL, una buena parte de ellas fueron compradas por el Chase Manhattan Bank, del clan Rockefeller, que controla, o tiene acciones mayoritarias, en EXXOM MOBIL y CHEVRON, además de inversiones en las compañías petroleras inglesas.

Según investigaciones de Adrián Salbuchi, de Argentina, REPSOL, desde la época de Felipe González, cuando compra YPF Argentina, en la época de Menen, ésta compra se hizo a través de bonos de la deuda externa del Plan Brady, con dinero que suministró BP-AMOCO.

Para el 31 de marzo del 2004, según la página web de REPSOL, sus accionista eran Repinves 5.6%, Repcon Lux 4.8%, Caixa 10.2%, BBVA (Banco Bilbao Vizcaya) 6.3% y Free Float 73.1; de tal manera que el 70% de REPSOL, es controlado por accionistas de España y el resto del mundo, encabezados por los fondos norteamericanos y la EXXON MOBIL, a través del Chase Manhattan Bank.

En el año 2003, el Fondo Californiano de Inversiones Brandes (BRANDES INVESTMENT PATNERS) con sede en California, donde tiene su sede CHEVRON, compra 114,38 millones de acciones de la compañía, colocándose de esta manera en el 2º accionista individual de REPSOL; después de la Caixa. En esa oportunidad, el diario argentino Ámbito Financiero informaba que "los operadores de acciones de Wall Street aseguraban que detrás de Brandes estaba una petrolera norteamericana".

El 9 de enero del 2004 el Chase Manhattan Bank elevó a 10,3 % su participación en Repsol, colocándose como el segundo accionista de la compañía. De esta forma el capital norteamericano, y no el español, se convierte en el accionista mayoritario de REPSOL.

Si tomamos en consideración que CHEVRON es actualmente uno de los líderes mundiales en el negocio del gas, especialmente en América Latina, y REPSOL trabaja en intima alianza con dicha compañía en Perú, Ecuador, Colombia, Trinidad y México, en función del envío del gas a California donde, según CHEVRON, puede sobrevenir una grave crisis energética en el 2007, no hay que ser muy inteligente para comprender quien está detrás de todo este ascenso de REPSOL en América Latina, especialmente en Venezuela, y por qué Aznar apoyó a Bush en la intervención de Irak.

En conclusión: estamos en presencia de una nueva negociación con los mismos dueños del petróleo venezolano desde la época de Gómez: El capital anglosajón, encabezado por el clan Rockefeller.

A partir de este año, CHEVRON TEXACO pasó a denominarse CHEVRON solamente, e intenta la compra de UNOCAL, la gran beneficiaria de la Guerra de Afganistán, la Sra. Condoleezza Rice es conocida asesora de CHEVRON, un tanquero de la compañía lleva su "ilustre" nombre. En resumidas, si hacemos hoy un inventario del control que tiene el capital petrolero anglosajón junto con REPSOL del sector petrolero venezolano, veremos con absoluta claridad que ha sido en definitiva el capital norteamericano, especialmente el ligado a la EXXON MOBIL, CHEVRON, el Chase Maniatan Bank junto con BP, los verdaderos vencedores en las luchas políticas del país en los últimos 6 años.

El regreso triunfante del capital

"El sabotaje petrolero, hemos estimado con los cierres contables del año 2003, nos produjeron 14.430 MM. en pérdidas a PDVSA y la nación. Una situación sin precedentes, que sin embargo tiene sus instigadores y autores materiales claramente identificados" (Ramírez, ídem)

Sr. Ministro, ¿usted no recuerda quienes dirigían, apoyaban y financiaban este sabotaje?:.

¿No era acaso FEDECAMARAS, no era la Cámara Petrolera, que luego del sabotaje se transformó en AVHI y que hoy según sus propias declaraciones y hechos son las que apuntalan el plan de negocios de PDVSA?.

¿No eran las compañías petroleras que operaban en el país?,

¿No era el gobierno de Bush, el gobierno de las petroleras, el que instigaba la insurrección?,

¿No fue SAIC, a través de INTESA, la que mayor daño causó al país, y esta empresa reconocida mundialmente como una compañía militar privada, es decir, paramilitar?.

Estos saboteadores, Sr. Ministro, para su debido conocimiento, en un número nada despreciable han retornado a PDVSA, ocupando cargos claves y neurálgicos dentro de la industria. El Comité Guía, el otrora vanguardia obrera de la revolución en PDVSA, según declaraciones de Alí Rodríguez, así como restos de ASOPETROLEROS, les podrían proporcionar nombres y puestos de estos señores. Otra parte importante de ellos trabaja hoy, precisamente, con las empresas de los convenios o asociaciones, que usted transformará en mixtas, por lo que volverán a PDVSA, tal como lo estipula el punto 3 de las Propuestas de Carter de principios del 2003, y que el propio Presidente ha decretado al enterrar la fulana lista de Luis Tascón. Lo único que falta es que Juan Fernández retorne a PDVSA y se le dicte auto de detención a GPL y CMP por obstruir los planes del capital.

Miles de venezolanos se pudren y mueren en las cárceles por robarse una gallina o un pan para llevarle a la familia, estos señores, junto con los Carmona, Juan Fernández, Hernández Rafalli, Manuel Rosales o Efrén Velásquez, se pasean libremente por las calles, siguen ejerciendo funciones públicas y lo más cínico del caso, siguen cobrando sus sueldos y jubilaciones. Esto si es una Revolución Bonita, no es casual que la reacción le haya puesto a su compaña militar, el nombre de Guarimba. Realmente esta revolución no es más que una guarimba para la reacción. Secuestran al Presidente, derogan todo el ordenamiento jurídico del país, paralizan por más de 40 días toda una nación y al final logran el objetivo propuesto : la privatización del sector petrolero venezolano y el retorno al control de PDVSA, el cual jamás han perdido.

Lo más grotesco de toda esta situación es que lo han hecho a nombre de la Revolución Bolivariana, sin tener que comprar una sola acción de PDVSA y sobre todo, sin traer un solo dólar, porque el 49% que invertirán en las empresas mixtas, es sencillamente una ínfima parte del capital extraído del país, en los últimos 25 años.

Desde un inicio, la apertura petrolera ha sido un proceso de privatización, el mismo Luís Giusti en repetidas ocasiones, dejó claro este objetivo: Privatizar es la gran meta del capital cuando el Estado tiene bajo su control empresas, servicios o actividades rentables. La nacionalización procede en todo Estado Capitalista cuando son las empresas privadas las que están en crisis o en quiebra, donde el Estado, a través del Gobierno, las expropia o capitaliza cumpliendo de esta manera su papel de fomento y apoyo a la iniciativa privada. Que ésta política de auxiliar al capital privado cuando está en crisis o en situación de quiebra, se llame hoy "cogestión obrera", no cambia la esencia del papel económico del Estado, bajo el dominio del capital y la burguesía, y sobre todo no cambia en nada la esencia de clases del actual Estado venezolano y del gobierno que lo representa.

Walter Graciano
acaba de escribir un libro: "Hitler ganó la guerra". Gabrielle Muzio, y otros, produjeron un documetal profético hace más de 3 años: "Cómo Bush gano las elecciones en el Ecuador." A principio de este año, se editó el documental "Nuestro petróleo y otros cuentos", de los mismos autores. Este Gobierno, y su política petrolera, está escribiendo la historia del nuevo disfraz del capital, de cómo Bush y las compañías petroleras ganaron el referéndum, y cómo el propio Presidente de la República solemnemente anunciaba este triunfo cuando en la madrugada del 16 de agosto declaraba al mundo. "QUE SU GOBIERNO GARANTIZABA LA ESTABILIDAD DEL MERCADO PETROLERO"

¿Por qué nos oponemos a la privatización?

"Estamos sencillamente frente a una nueva política que recorre el camino inverso a lo que fue el proceso de nacionalización. Si ésta se propuso realizar el viejo sueño de colocar en manos de la nación el conjunto de la actividad petrolera, la apertura avanza en la dirección de colocar en manos privadas tales actividades, principalmente la que constituye su esencia: la producción. Como lo exponen los conocedores de esta materia, el verdadero negocio del petróleo radica en la producción, los demás - transporte, refinación, comercialización - son secundarios".

"He aquí la razón de nuestra radical posición al proceso de privatización de las actividades petroleras que se ha venido aplicando por cuanto, al bloquear la participación de inversionistas y ahorristas venezolanos, tal proceso se convierte en la simple extranjerización de lo que constituye el eje central de cualquier política y de cualquier plan económico de largo plazo.
(Rodríguez, ídem, Pág.13)

"Se trata de una verdadera estrategia dirigida a restablecer el dominio de la economía nacional por muy poderosas fuerzas externas que hoy señorean victoriosas sobre el planeta. En otras palabras, a donde se mire, la economía nacional cada vez experimenta un mayor grado de alarmante extranjerización. El resultado en la aplicación de las políticas de privatización, revelan una insignificante participación de los nacionales y una creciente hegemonía externa. Tal es el caso muy protuberante de la economía petrolera. Mas no sólo de ella. También de las demás áreas de la actividad productiva de bienes y servicios del país".
(Ídem, Pág.20)

"En el ámbito geopolítico, el Estado venezolano perdería lo que constituye hoy su única carta de negociación en el escenario mundial: contar con una exitosa empresa de las dimensiones de PDVSA lo que, a su vez, deriva su fortaleza de las enormes reservas de hidrocarburos."
(Ídem, Pág.16)

El doble discurso es evidente. Cuando se está en la oposición, el gobierno del momento es el causante de todos los males y traiciones. Cuando se accede al poder, entonces es la oposición de turno la que impide las transformaciones, o son los grupos radicales los que con su desespero ponen en peligro la "revolución". Esto es lo que se llama el juego democrático. Se permite cualquier cuestionamiento y declaración, siempre y cuando se preserve el Estado burgués, su democracia y orden establecido. Dentro de la constitución todo, fuera de la constitución nada. He dicho. El estado soy yo: EL CAPITAL

¿Cómo y por qué se impuso la apertura petrolera?

En aquel entonces, para la IV República, le fue relativamente fácil imponer la apertura, dada la situación de debilidad, derrota y miseria que vivía el Movimiento Popular. La imposición de la política de apertura por parte del capital, a juicio de Alí Rodríguez Araque:

Revela la situación de debilidad en la cual se encuentra la nación venezolana, profundamente trastornada por una crisis que ya va a alcanzar 20 años de duración. (Ídem, Pág.19)

Desde nuestro punto de vista, los factores que están permitiendo la imposición de una política tan comprometedora y peligrosa para el futuro del país, están en la transición que vive Venezuela, producto de la crisis del viejo modelo rentista. Pero, sobre todo, porque la crisis misma, atribuida falsamente a la simple caída del ingreso petrolero, ha sumido al grueso de la población venezolana en el desconcierto y en la búsqueda, día a día, de su propia sobrevivencia. (Ídem, Pág.19)

Una masa creciente e impresionante de pobreza que ya arroja un doloroso saldo de casi 2 millones de menesterosos; con crecientes niveles de desempleo; con una clase media hundida en el estupor de su derrumbe inesperado; de miles de empresarios arrasados por la quiebra de pequeñas, medianas y algunas grandes empresas; con todas las instituciones, particularmente los partidos políticos, agrietadas por una suerte de falla sísmica; con un viejo proyecto nacional ya agotado y agonizante, sin que aún haya cobrado fuerza una nueva idea capaz de reunir y robustecer nuestra voluntad nacional; con un Estado severamente debilitado e impotente; con una especie de anomia que se va extendiendo a lo largo y ancho de la sociedad; con todas éstas y algunas otras calamidades que podrían sumarse, el país está siendo fácil presa de esa aparente improvisación que, cada día, se nos revela paradójicamente muy coherente, pues en sus resultados, apunta hacia un objetivo cada vez más inocultable, como fue expresado anteriormente.
(idem, Pág.19)

Hoy como ayer la historia se repite

¿Por qué se impuso esa política en beneficio directo del capital petrolero internacional?

Podíamos contestar con un cliché: El capital petrolero internacional es el sector hegemónico dentro del bloque de clase dominante y por lo tanto tiene la fuerza necesaria para imponer sus intereses. Sin embargo, la imposición aun de una política como la apertura petrolera en un país que 20 años atrás había nacionalizado la industria, no es una cuestión de ejercer el poder e imponer por decreto y por arriba dicha política. Esto implicó una táctica y una lucha para la consecución de ese objetivo. El propio Alí Rodríguez Araque narra alguna de esas tácticas y hechos que en aquel entonces lograron imponer la apertura; y que hoy dramáticamente se está repitiendo:

"Mas la embriaguez generada por un ingreso desbordante, cegó a la inmensa mayoría de la nación, principalmente a una clase política, que ya, desde entonces, quedaba sin políticas y sin planes de cara al futuro, entrando en un verdadero plano inclinado hacia la decadencia que exhibe impotente en nuestros días." (idem, Pág.22)

"Hoy, por esas mismas razones, las políticas se imponen desde arriba, sin consulta alguna, con el más irritante desprecio hacia los ciudadanos, sustituyendo el consenso con la publicidad millonaria en un remedo grotesco del ejercicio democrático".
(idem, Pág.23)

"Reto a quienes se han convertido en los grandes propagandistas del Proyecto Cristóbal Colón, tal cual está redactado, a que abramos un debate nacional de cara al país, sin silenciarlo, pues no deja de llamar la atención el hecho de que los medios periodísticos, radiales y televisivos, apenas si dedican unos renglones al debate del Congreso de la República sobre este tema como si fuera algo baladí, sin importancia."
(idem, Pág.35)

"Aquí está la clave del problema y exijo que en el Congreso, antes de aprobar este Proyecto, me sea respondida esa pregunta, porque me parece que es absolutamente indispensable para determinar si aquí estamos hablando en términos de soberanía y de buenos negocios para la nación o de sacrificio de la soberanía y de pésimos negocios para la nación."
(idem, Pág.36)

SE ABRE UN PERIODO DE GUERRAS Y REVOLUCIONES

Hace poco menos de cien años, cuando el petróleo se perfilaba como la principal fuente de suministro de energía de la economía mundial, en el propio inicio de la primera guerra mundial, el Sr. Henry Berenguer, de la Comisión Francesa del Petróleo para la Guerra, declaró: "EL QUE SEA DUEÑO DEL PETRÓLEO SERÁ DUEÑO DEL MUNDO". Jamás una frase a resultado ser tan profética y ha definido con exactitud la esencia de las principales luchas, guerras y conflictos que han consumido al mundo desde entonces. A partir de allí, el petróleo se ha convertido en el bien más codiciado por el capitalismo mundial; y los gobiernos de todas las potencias imperialistas no han sido más que vulgares instrumentos y gestores de las compañías petroleras públicas y privadas en la lucha por el control no sólo de los yacimientos petroleros, sino del mismo negocio petrolero.

¿Cuál es el camino más rápido y económico para el imperio de propiedad privada mundial liderada por EE.UU. e Inglaterra, con la O.N.U. de escudo, para apropiarse de éstas inmensas reservas?

¿Como puede el capital acelerar los cambios en las condiciones de producción y reproducción?


Sencillamente a través de la guerra, en todas sus variantes, incluyendo el Golpe de Estado, de la cual la C.I.A. es una vieja experta, siendo precisamente esa su razón de ser. Esta conducta del Imperio del Mal, no puede extrañar a nadie, ya que ha sido la conducta a lo largo de toda la historia de la "civilización" basada en la propiedad privada sobre los medios de producción, fundamentalmente de la sociedad. Desde su aparición, de la propiedad privada y los Imperios ligados a ella, hace más de 5.000 años en Mesopotamia (hoy Irak) y Egipto; desde la primera guerra conocida o documentada del Rey Escorpión en el bajo Egipto hasta hoy, la guerra es y seguirá siendo el camino más rápido y rentable de apoderarse de lo que no le pertenece. Siendo la propiedad privada, a lo largo de toda la historia de la humanidad, fruto del robo, es perfectamente explicable que la guerra y la violencia sean su principal instrumento de apropiación.

Bajo el capitalismo, la guerra adquiere una nueva dimensión no conocida en el pasado, sin dejar de seguir siendo "la continuación de la política por otros medios" para la consecución de objetivos principalmente económicos (tierras, minas, esclavos o petróleo); la guerra es una de las industrias y negocios más altamente rentables dentro de la economía capitalista. EE.UU.., que emerge triunfador de la Guerra Fría, es a su vez, el primer traficante de armas de todo tipo en el mundo.

¿Por qué el desespero de EE.UU. e Inglaterra de invadir a Irak, y por qué el incremento de la conspiración en Venezuela?

¿Por qué insiste el capital petrolero internacional en derrocar a Chávez?

Irak, posee una de las mayores reservas de crudo convencional en el mundo, estratégicamente situado junto con Irán y el Asia Central, para suministrarle todo el petróleo que necesite Europa, China y Japón en los próximos años, que para el año 2020, se estima alrededor de los 30 millones de barriles diarios. Es cierto que de esa zona también sale petróleo hacia EE.UU., pero en una cantidad menor a las requeridas por las anteriores regiones.

Venezuela es, a su vez, el país con la mayor reserva de crudos extra-pesados en el mundo, con importantes reservas de petróleo convencional y situado a menos de 5 días de transporte, del principal mercado petrolero del mundo, como son los EE.UU. Es sabido, que mientras las reservas de Canadá y México están declinando, nuestro país posee 380 millones de reservas probadas, suficientes para abastecer por muchos años la demanda petrolera norteamericana.

¿Por quÉ la invasión a Irak y las presiones sobre Venezuela?

Para elevar la producción petrolera de Irak a 8 millones de barriles diarios, y la de Venezuela a 5 millones de barriles diarios en el 2.010; (como prevén el informe de la ONU y el plan de Giusti,) que no es más que el mismo plan que se ha venido desarrollando en el país, es necesario hacer hoy, (si se quiere, ayer), las inversiones de infraestructura que garanticen ese aumento de producción. Desde mayo del 2001, donde el Sr. Bush presenta su famoso plan energético, reitera la "preocupación" porque el gobierno venezolano 'no haya aumentado las inversiones', para elevar la producción petrolera", según los intereses del capital petrolero internacional. Esta preocupación tiene un fundamento técnico-financiero muy concreto, las inversiones petroleras para elevar la producción, requieren además de capital, (que ya lo tienen las compañías), de dos elementos claves en el negocio del petróleo: TIEMPO Y SEGURIDAD EN EL CONTRATO.

Se requiere de tiempo por dos razones: primero, explorar, perforar, construir plantas, terminales, gasoductos, oleoductos, supertanqueros, en fin, la infraestructura física que asegure el suministro de petróleo desde el pozo a la estación de gasolina, requiere de plazos, en muchos casos no menores a 5 años, y en segundo lugar, una vez hechas estas inversiones, se requiere de mayor cantidad de tiempo, para que las compañías recuperen el capital invertido y, sobre todo, se aseguren las grandes y crecientes ganancias a la que están acostumbrados. Para lograr todo esto, las compañías necesitan que se les garantice SEGURIDAD; que en los próximos 20, 30 o más años venideros, no se atente contra sus negocios. Precisamente asegurarse el suministro estable de petróleo barato y confiable que señala el plan Bush, implica, antes que nada, tener gobiernos favorables a dichos planes e intereses, como lo expresa el propio Bush: "de no conseguir ese petróleo por medios diplomáticos, debe ingerirse en el asunto nuestro aparato militar" (Plan Energético Nacional, Mayo-2001).

EN SÍNTESIS, LA GUERRA CONTRA IRAK, COMO LA CONSPIRACIÓN POLÍTICA, Y MILITAR, SIN PRECEDENTES, QUE SE DESARROLLA EN VENEZUELA COLOMBIA Y BOLIVIA, TIRNR UN MISMO FIN Y UN SOLO OBJETIVO: IMPONER GOBIERNOS DÓCILES Y SUMISOS A LOS INTERESES DE LAS GRANDES POTENCIAS, QUE SENCILLAMENTE LE ASEGUREN EL MARCO POLÍTICO, JURÍDICO, DE SEGURIDAD Y PAZ SOCIAL QUE LE PERMITAN MANTENER EL SAQUEO AL CUAL HAN ESTADO SOMETIDOS NUESTROS PAÍSES DESDE HACE CASI UN SIGLO DE EXPLOTACIÓN PETROLERA.

EL PROBLEMA MUNDIAL DE LA REVOLUCIÓN COMUNISTA

Terminar de privatizar el sector petrolero venezolano, legalizando todo lo "ilegal" hecho por la IV República y estableciendo una política de privatización franca y abierta, pero ahora ajustada a las leyes vigentes, toda esta estafa, todo este vulgar papel de albaceas del capital petrolero internacional, se le vende al país bajo la envoltura de la soberanía, antiimperialismo y renacionalización adornado con el lazo tricolor de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

La industria petrolera venezolana, para bien o para mal, es la base económica principal sobre la que se ha edificado todo el Estado y la sociedad moderna venezolana. Por más de 80 años el petróleo ha sido la fuente principal de la acumulación de capital en el país, y soporte del desarrollo del capitalismo.

Del rumbo que tome la industria petrolera hoy, dependerá en buena medida el destino de la sociedad venezolana. La privatización total de Ésta industria, acelerada por este gobierno, no es más que el camino de la profundización del dominio del capital en nuestra sociedad y, en consecuencia, un incremento en la situación de miseria y explotación hacia los trabajadores.

Hace más de 30 años, J.P. Pérez Alfonso y otros denunciaron la nacionalización chucuta que mantenía el control del capital extranjero sobre la industria petrolera nacionalizada y les abría las puertas al capital privado, dentro de la empresa pública, señalaban con exactitud que antes que finalizara el siglo XX, volverían las empresas petroleras internacionales al país, como en efecto ocurrió.

Hoy la transformación de los convenios operativos en empresas mixtas; la privatización de todo el negocio del gas (desde la exploración hasta la exportación); elevar la producción petrolera, la entrega de nuevas concesiones petroleras; la "integración energética latinoamericana, en beneficio exclusivo del capital internacional, etc., no deja ninguna duda de la esencia burguesa, en defensa del capitalismo de este gobierno.

Esta política deja como un juego de niños las políticas petroleras de Gómez y la IV república. En aquella época la explotación, producción y uso del petróleo estaba en ascenso, y fueron el soporte que desarrolló el capitalismo en todos los órdenes de la sociedad venezolana. Hoy, esta política, cuando el petróleo ha iniciado a nivel mundial su agotamiento, cuando no existe una fuente alterna barata y abundante que lo sustituya y cuando es harto evidente que toda la lucha mundial entre las potencias capitalistas (EE.UU., Europa, Rusia, China, Japón, etc.) gira principalmente en torno a la apropiación, captura y control de los yacimientos petroleros, significa de hecho que el capital ha entrado en su fase final de destrucción, no sólo en estas economías, sino del medio ambiente de los llamados países del sur o de la periferia.

  • La destrucción del Amazonia de Brasil, Bolivia, Ecuador, Perú.
  • La sobreexploración y explotación petrolera en las principales cuencas marinas mundiales.
  • La destrucción de glaciares en Chile, la Antartida.
  • La contaminación de las aguas.
  • El incremento de las minas de cielo abierto para la explotación de los diversos minerales.
  • El recalentamiento global y el deshielo polar.
  • La destrucción de la capa de ozono, etc., etc.

Son hechos que hablan por si solos de la profundización de la barbarie del capital.

En esas condiciones, el problema de la crisis energética a nivel mundial está directamente ligado al futuro de la humanidad. El conocimiento, difusión y discusión de este problema, se convierte en un asunto de vital importancia dentro de la lucha de clases entre el capital y el trabajo que se desarrolla a nivel mundial.

Ante la crisis energética, el capital ha apelado a todas las formas de investigación posible en búsqueda de fuentes alternativas de energía, desde los años 70 cuando se comenzó a manifestar con claridad las crisis petroleras, el problema ambiental, los llamados limites del desarrollo. 35 A ños después, cuando es evidente según las propias compañías petroleras que no queda petróleo convencional más allá del 2020, el capital levanta como alternativas energéticas lo que constituye un verdadero suicidio: desarrollar el carbón y la energía nuclear, precisamente las dos fuentes de energía mas contaminantes y peligrosas de que ha dispuesto la humanidad los últimos 6 mil años.

Una nueva sociedad es posible, dentro del actual desarrollo de las fuerzas productivas, pero dicha sociedad parte de un hecho material evidente: su desarrollo significa un nuevo modelo de consumo energético, una nueva relación con el medio ambiente y nuevas relaciones de producción dentro de la sociedad y en todos los casos, esa sociedad es totalmente antagónica al modelo capitalista actual basado en la propiedad privada de los medios de producción, la máxima ganancia como único objetivo de la producción de bienes y la explotación y destrucción de seres humanos y su ambiente por la economía del capital y su maquina de guerra.

Para todo trabajador y explotado por el capital, el problema petrolero no es lo que la burguesía, el capital y sus gobiernos respectivos quieren hacernos ver.

1.- No se trata de mayores o menores ingresos o participación del Estado en el negocio petrolero por la vía de elevar impuestos, regalías o dividendos, sino de nacionalizar sin indemnizar al capital, ni pagar la deuda externa como el primer acto revolucionario de un gobierno de los trabajadores, que inicie una verdadera revolución socialista en el país.


2. - Sólo el control y poseción de la industria petrolera y de los medios de producción principales de la economía por parte de los trabajadores, en representación de la mayoría de la sociedad, será posible desarrollar una verdadera política petrolera, que tenga como norte los intereses mundiales de los trabajadores y, en consecuencia, pueda ejecutar medidas que efectivamente marchen en función de una nueva sociedad.

•  Reducir la producción petrolera de acuerdo a las reales necesidades energéticas y de capital de la sociedad venezolana.

•  Desarrollo petrolera y energético única y exclusivamente que no signifique nueva destrucción del ambiente y, especialmente, que comience a revertir la deuda ecológica dejada por le capital. De qué vale producir 5 o 10 MM de b/d de petróleo si perdemos aguas, ríos, lagos, bosques, en una palabra: si perdemos las condiciones que permiten la vida.

•  Búsqueda, y aplicación de nuevas fuentes energéticas que preserven efectivamente el ambiente y la vida.

•  Ir estableciendo de inmediato un nuevo modelo de consumo energético, comenzando por el problema del transporte y la desconcentración urbana, lo que significa la edificación de una nueva sociedad.

Desde la década de los 20, cuando surge la famosa generación del 28, como la vanguardia política del naciente capitalismo en Venezuela, portavoz de las aspiraciones democrático-burguesas de las nuevas clases sociales, con su célebre programa de liberación nacional basado en el Programa de Nacionalización del Petróleo, Reforma Agraria e Industrialización del País, programa común a todos los partidos de la época desde el PCV hasta COPEY; hasta la nacionalización del petróleo en 1975 y el fin del estado de bienestar en Venezuela, con la devaluación del bolívar de 1983, en Venezuela se sabía y se discutía más de petróleo que desde de 1975, y en especial de 1983, cuando el petróleo supuestamente ya era nuestro.

En todo este período, desde la época de Gómez hasta los 80, desde Gumersindo Torres hasta J. P. Pérez Alfonso, en el país hubo toda una generación de verdaderos expertos petroleros, que en representación de las diversas clases analizaron el problema petrolero y propusieron los diversos programas de transformación de nuestra industria petrolera.. Esta producción intelectual, en torno al petróleo y su problemática, estaba directamente ligada al desarrollo del capitalismo en Venezuela y al ascenso de nuevas clases sociales dentro de la lucha política del país, que obliga a cada sector social a expresar sus intereses y plasmarlos en sus respectivos programas políticos.

El papel de la clase obrera, en especial de los obreros petroleros, desde 1925 cuando desarrollan su primera huelga petrolera contra Gómez, las huelgas del 1936, y contra Pérez Jiménez en 1952 hasta el 23 de enero, el papel del movimiento proletariado fue de singular importancia en las luchas políticas del país y las transformaciones sociales que se dieron en aquel entonces en beneficio de la masa popular, estuvieron ligadas directamente a esas luchas obreras.

El otro sector que juega un papel fundamental en ese periodo va a ser el estudiantado, l as clases medias ligadas a las nuevas formas de producción capitalistas que se desarrollan en el país, a partir del petróleo como un nuevo modo de producción. La participación de estos sectores medios en la burocracia estadal, consecuencia de ser el Estado Venezolano el dueño en representación de todo el país de la riqueza petrolera, les va a conferir a éstas capas medias un papel político y económico muy superior a su participación real en la producción material del país.

Esta característica del Estado Venezolano, donde es el propietario de la principal fuente de acumulación de capital, como es la renta petrolera, es a partir de la cual se va a desarrollar todo el capitalismo venezolano. El hecho de que las nuevas clases sociales explotadas y explotadoras, se forman y desarrollan en medio de una lucha que las lleva a enfrentarse en determinados momentos al capital petrolero internacional por la distribución de la renta petrolera, es lo que le va a conferir a las luchas democrático-burguesas en el país por establecer formas políticas y económicas, en correspondencia con el capitalismo que se desarrolla a partir del petróleo, esas características, donde es la pequeña burguesía urbana, las clases medias que en definitiva, conscientes o no, representan los intereses del capital, las que van a conferir a ser los sectores dirigentes, de vanguardia, de las transformaciones que ocurren en la sociedad venezolana a lo largo de mas de cincuenta años.

Prácticamente la pequeña burguesía y las clases medias, desde la generación del 28 hasta hoy, han mediatizado y colocado tras de si, en beneficio del gran capital y de sus intereses, a todo el movimiento y luchas de los obreros, campesinos y, en general, a los trabajadores y excluidos del campo y de la ciudad.

En todo este periodo, de lucha de clase, ha sido el capital, en sus diferentes expresiones, incluyendo el movimiento pequeño burgués, la clase con claridad de sus intereses que ha impuesto sus objetivos programáticos, sus intereses pacifica o violentamente, en los diversos periodos de nuestra historia. Dictaduras militares; movimientos democráticos populares como 1945, 1958; huelgas y manifestaciones; reprimiendo violentamente al movimiento popular una vez que ha establecido su forma democrática de dominación (periodo de la IV República) o como ha ocurrido en los últimos 6 años en el país: Golpes de estado unidos a un movimiento de las clases medias, sabotaje y paralización de la industria petrolera, terrorismo, operaciones paramilitares,"guarimbas", etc. No hay medio de lucha, ni forma de organización a la cual no haya apelado el capital en función de la consecución de sus intereses y objetivos. Lo común a todo este periodo histórico, es que el capital en definitiva ha tenido el control ideológico de los dos bandos en pugna, lo que le ha garantizado la solución a los conflictos, siempre en beneficio de sus intereses.

Los trabajadores en todo este largo periodo histórico, independientemente de la profundidad y amplitud de los movimientos en que ha participado y que han sido el verdadero motor de las transformaciones sociales (huelgas petroleras de los años 1936, 1952, movimiento cívico militar del 1945, 23 de enero, levantamiento de 1989, movilizaciones de abril de 2002, enfrentamiento al paro petrolero, etc.), siempre ha estado a la cola de la burguesía y las clases medias, que en todo momento ha utilizado dicho movimiento en función de sus intereses concretos de clase. Han sido los trabajadores del campo y la ciudad, los asalariados del capital y los excluidos los que han puesto el esfuerzo, y los muertos, y ha sido el capital quien a la larga ha recogido los frutos de las luchas.

La crisis del capitalismo que se manifiesta de un lado por una superproducción creciente, un desarrollo gigantesco de las ciencias, la técnica y las fuerzas productivas, que permite el enriquecimiento cada vez mayor de la minoría que hoy se concentra en menos de 300 corporaciones transnacionales, con un capital y poder superior a la de la mayoría de los países del mundo; y por el otro, el aumento acelerado en una mayoría de pueblos, países y poblaciones enteras, de la miseria, el desempleo, la exclusión social, hasta el punto que más de la mitad de la población mundial, prácticamente agoniza con menos de 1 dólar diario, ésta contradicción antagónica en el desarrollo del capital, tanto a escala mundial , como en el seno de cada país; este enigma de la historia, que los seres humanos, desde que apareció la propiedad privada sobre hombres, mujeres, tierras y ganado, le han atribuido a un ser divino, a una ley de la naturaleza, es a lo que Marx y Engels, le encuentran solución, y hasta el fin de sus días no se cansaron de repetir:

Todas las crisis del capitalismo, no importa el tiempo que duren en incubarse, e independientemente de la profundidad y amplitud que adquieran, siempre en sus momentos cruciales, cuando las diversas clases resuelven sus contradicciones en el terreno militar, cuando la revolución se pone en el orden del día, la humanidad no tiene otra alternativa: seguir profundizando en la barbarie capitalista, no importa el nombre que esta adopte: libre competencia, imperialismo o globalización, o, sencillamente, establecer otro mundo posible, en otras palabras, una sociedad verdaderamente humana, sin clases, ni propiedad, ni trabajo asalariado, ni Estado.

Hace más de 150 años, Marx señalaba que no bastaba interpretar el mundo, era necesario transformarlo. La solidez de todo el planteamiento de Marx y Engels, cuya frescura aún se conserva, venía dado por la profundidad del conocimiento histórico de estos dos pensadores y militantes políticos. Sin conocer la realidad concreta del país y el mundo en que vivimos; desconociendo nuestra historia, nuestro medio geográfico, los recursos de todo tipo con que contamos; olvidando a menudo hasta la historia reciente de la lucha de clases en el país, en especial olvidando el papel que en dicha lucha han jugado los diversos actores que hoy dirigen la sociedad venezolana, en fin, sin tener conocimientos del acontecer histórico y del mundo real en que vivimos, se puede participar una y mil veces en todos los movimientos sociales, y de lucha que lleva adelante la humanidad, y una y mil veces seremos derrotados.

Sin teoría revolucionaria, no hay movimiento revolucionario, este principio en toda acción política consciente, de clases, se repite desde hace más de un siglo. Sin embargo, no hay principio, ni recomendación más olvidada y subestimada que ésta. Todo el que participa en una manifestación, o carga una boina roja, lo primero que proclama es su condición de revolucionario. El periodo de reformas democráticas y de consolidación del gran capital que vive el país, a menudo se define como una revolución que tiene en la Constitución Nacional, el supuesto programa revolucionario. El problema ideológico que no es otra cosa que el de la teoría revolucionaria y la conciencia de clases, se pretende resolver hoy apelando al llamados árbol de las tres raíces, olvidando de hecho, que esos pensamientos de Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora con todo lo revolucionario y avanzado que significaron en su época, era en definitiva, el pensamiento, la ideología, la teoría revolucionaria (si es que le podemos dar ese nombre), de un movimiento social, dirigido por una clase social que tenia en la propiedad privada de tierras, esclavos y campesinos, el fundamento de su dominio y que mal pueden servir de ideología y programa de los pobres y explotados de hoy.

Las revoluciones del pasado, en especial las revoluciones burguesas y democrático-burguesas, a menudo sacan sus teorías e ideologías del ayer, del pasado. Resucitan viejos héroes, caudillos valerosos y hasta Mesías religiosos. La revolución del siglo XXI, la revolución de los oprimidos por establecer otro mundo posible, sólo podrá extraer su ideología, su teoría, del análisis concreto de la realidad concreta y sobre todo descubriendo en la sociedad actual los elementos y gérmenes de la sociedad futuro.

Hoy en Venezuela, América Latina y el mundo, viven un intenso periodo de guerras. La operación libertad duradera, las" guerras asimétricas" que desarrolla el Imperio del capital, se van a prolongar por un periodo mayor al de la Guerra Fría, y necesariamente va a desembocar local o mundialmente en un nuevo periodo de guerras y revoluciones proletarias, de los trabajadores.

La resistencia iraquí, la lucha del pueblo palestino, los indios bolivianos, los sin tierras de Brasil, el movimiento zapatista, los piqueteros de Argentina, los ecologistas y ambientalistas de Europa y EE.UU., el fundamentalismo islámico, el movimiento contra la guerra, la guerrilla colombiana, las luchas de los nigerianos por su petróleo hasta el movimiento popular en Venezuela, junto con miles de manifestaciones mundiales contra el capital, van a colocar en cada momento crucial de esas luchas, el mismo dilema de siempre : reforma al capital o revolución comunista.

Reformamos o embellecemos las cadenas que nos oprimen y seguimos creyendo en constituciones que nos hablan de democracia, participación popular, derechos humanos, soberanía y libertad: o sencillamente derrocamos todo el orden burgués y capitalista establecidos, con sus instituciones, leyes, costumbres y tradiciones que les corresponde, y construimos una sociedad, y un mundo en correspondencia los intereses del trabajador, de los excluidos, de los pobres que simplemente es la negación de todo el orden existente.


La necesidad del estudio de la crisis energética mundial y, dentro de ella, el problema del agotamiento del petróleo, tiene una importancia capital en toda la lucha de clases que se desarrolla en el mundo. No se trata, como a menudo se piensa, de un simple problema técnico o de escasez de combustible. Se trata, nada más y nada menos que de una crisis que podría significar el fin del capitalismo y con ello, el fin de un modelo de civilización. Estamos ante el hecho real de la posibilidad de establecer un nuevo modelo de sociedad basado en otras fuentes de energía y en otros modelos de consumo energético, totalmente contrarios a los del capitalismo.

La discusión sobre el futuro del petróleo, que muchos en el país identifican con una renacionalización o una nacionalización sin indemnización (como justamente plantea el movimiento popular boliviano), va más allá del hecho político de nacionalizar o no la industria petrolera; de tener una participación mayor o menor en la renta petrolera. El problema planteado desde el punto de vista de los intereses de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país y a escala mundial, es que si la humanidad va a seguir viviendo en la Tierra, tiene necesaria y obligatoriamente que reducir y de ser posible detener la quema de combustibles fósiles como fuente principal de su consumo energético. Y establecer una sociedad totalmente antagónica con la sociedad de consumo actual, y su modelo de consumo de energía.

 

(*) Pablo Hernández

...........................................................................

Artículos anteriores

Empresas Mixtas, privatización final de PDVSA I

Empresas Mixtas, privatización final de PDVSA II



Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada