www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


Paradigma Autoritario
José Rafael López Padrino* / Soberania.org - 04/06/07


Tras sus fulgurantes campañas militares del 4F y del 11A y las importantes victorias consumadas en las batallas de "Mercal" y de los "Gallineros Verticales", el tte coronel ha hecho gala de nuevo de sus dotes inmejorables de comandante militar. Tras una serie de combates y de hábiles maniobras, el mariscal de campo "Yo el Supremo" al frente de los batallones de eunucos del PUS  y con la ayuda del regimiento Borregos del TSJ, coronó la victoria y se vistió de gloria en la
Batalla de Barcenas a Río el pasado 26 de Mayo. El país ha sido testigo de una de las epopeyas más grande de su historia.

El cierre arbitrario de RCTV, denota que la voluntad del "Yo el Supremo" es indiscutible, que todos los demás poderes, sin excepción, están bajo su voluntad. Que el inquilino de Miraflores es mucho más que un jefe de Estado,
es la personificación misma del poder. Es la suprema autoridad que no tolera sino la subordinación y la obediencia ciega frente a sus deseos. Recordemos que en los regímenes fascios-bonapartistas no hay cabida a la disidencia o la discrepancia y que el líder del proceso es único e insustituible y cuya presencia es vitalicia.

Con este arrebatón cuartelario se ha dado un nuevo paso en la consolidación del
proyecto bonapartista-nacional-socialista, cuyo norte es el afianzamiento de un perverso capitalismo de estado, en alianza con la burguesía de viejo y nuevo cuño (boliburguesía). Esta medida no forma parte de ninguna democratización del espacio radioeléctrico, ni profundización de la tan cacareada revolución bolivariana, y muchos menos la creación de una estación de TV de servicio público (TVES) como lo ha afirmado el hegemón y sus vasallos. La caracterización de TVES como estación de servicio público no pasa de ser una nueva estafa semántica a la cual nos tienen acostumbrados estos forajidos ideológicos. El comunicado de la Comisión Nacional de telecomunicaciones (CONATEL) permitió conocer lo falaz de la argumentación oficialista al confirmar la renovación de la concesión al Canal 4, Venevisión, televisora propiedad del conocido empresario y "camarada" Gustavo Cisneros.

Lo ocurrido con las plantas televisivas de RCTV (no renovación) y con Venevisión (renovación) es producto del famoso pacto secreto sellado entre el "Bobalicón de Mr Carter", "el compatriota Gustavo Cisneros" y el hegemón de Miraflores realizada en Fuerte Tiuna. Acuerdo "revolucionario" que le ha permitido al capital transnacional seguir invirtiendo en condiciones muy ventajosas, así como la seguridad jurídica de sus inversiones en el país (petróleo, gas, carbón); al magnate de boina roja el resguardo y respeto de sus múltiples inversiones nacionales; y al petulante uniformado el poder seguir adelantando su proyecto totalitario sin mayores trabas.

Cancelada la conseción a la empresa RCTV, el tte coronel logra que la hegemonía comunicacional quede en sus manos sujeta a sus deseos. Los venezolanos nos preguntamos ¿Se puede democratizar el espacio radioeléctrico y liquidar el Estado burgués renovándole la concesión a Venevisión, propiedad del "compatriota" Cisneros, magnate de las telecomunicaciones no tan solo en Venezuela, sino a nivel mundial? Qué manera tan sui géneris de democratizar el espacio radioeléctrico y construir el socialismo del siglo XXI.

Esta nueva acción autoritaria ha sido la chispa que ha encendido la protesta de amplios sectores del país. Lamentablemente, estas pacificas manifestaciones han sido brutalmente reprimidas por las fuerzas de seguridad (Policía Metropolitana, GN, Policías Estatales) y por los grupos paramilitares oficialistas (nuevos verdugos, viejos procedimientos). Los derechos consagrados en las leyes de la República que amparan
el derecho a la protesta han sido pisoteados por la bota del gendarme mayor.

Así como el régimen de Mussolini en su carrera por cercenar el pluralismo ideológico incendió el diario Avanti, el 15 de abril de 1919, hoy el hegemón de Misia Jacinta también puede sentirse orgulloso de su talante autoritario por su victoria en la batalla de Barcenas a Río. Los venezolanos presenciamos con asco una concentración grotesca del capital por parte del Estado y de los grupos económicos (vieja y nueva burguesía) afines al proyecto cuartelario. Todo ello infelizmente en nombre del pueblo y de la revolución bolivariana.

 

 

[*] José Rafael López Padrino / E-mail: reln26@gmail.com






 


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada
 
Contacto: soberania.org@gmail.com