www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


Geopolítica depredadora y desarrollo sustentable
Gustavo Chacón* / Soberania.org - 02/10/07

EL PROTOCOLO DE KYOTO EN EL MARCO DE LA GLOBALIZACIÓN

Resulta evidente la contradicción existente entre la ejecutoria  de una geopolítica depredadora, contraria a la conservación del ambiente, por parte del gobierno bolivariano y su ratificación del Protocolo de Kyoto.

Tucídides [1] expresó hace casi 2.500 años atrás su famosa máxima: “Los países poderosos hacen lo que quieren hacer y los países débiles aceptan lo que deben aceptar”. Nos referimos a esta máxima, porque ya desde esa época, año 460 AC, viene mostrando la realidad de la geopolítica mundial.

Debemos estar conscientes que solamente el sistema capitalista, como ningún otro modo de producción en la historia de la humanidad, ha basado su funcionamiento material e institucional en el control y uso indiscriminado de la energía fósil (Petróleo, gas y carbón).

Ese uso irracional de la energía en el capitalismo, iniciado unos 200 años atrás con la revolución industrial y actualmente en el marco de una economía  globalizada, viene causando severas consecuencias ambientales, colocando en riesgo la permanencia de toda forma de vida en el planeta, incluyendo la supervivencia de la raza humana.[2]

El pasado 03/09/07 las autoridades panameñas iniciaron los trabajos de ampliación del Canal de Panamá cuyo costo se estima en US$ 5250 millones, sin embargo se obvian los Estudios de Impacto Ambiental que advierten de daños, costos y pasivos ambientales irreversibles a la selva panameña. Como parte de los actos que dan inicio a los trabajos de ampliación, fueron invitados el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega; el de El Salvador, Elías Antonio Saca; el mandatario de Colombia, Álvaro Uribe; el ex presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter y el secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, entre otros Procónsules a favor del Imperio.

Por otra parte el mismo Presidente de Colombia, Álvaro Uribe, ha estado muy activo ya que junto al Mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, revelaron que el próximo 12 de octubre será la inauguración del gasoducto entre ambas naciones, que se llamará gasoducto “Antonio Ricaurte”, en homenaje al prócer colombiano. Vaya forma contra natura de rendir patriótico homenaje. Resaltaron que esta obra es la primera parte de un gran proyecto que contempla la ampliación de la infraestructura hacia Panamá, y la construcción de una gran red de gasoductos en Suramérica.

“Así lo concebimos, que no es otra cosa que una gran red de gasoductos que deberá unir el Caribe colombiano, venezolano, con el Río de la Plata, la Patagonia, por todos estos Andes del Pacífico hasta el Atlántico”, indicó el Presidente de Venezuela, al manifestar que se trata de un gran proyecto de integración energética de Suramérica, apuntando hacia Centroamérica.

Profundizando nuestras investigaciones al respecto, se logró establecer que los beneficiarios de estas obras no serán los pobladores humildes del Sur, Centroamérica y del Caribe. La totalidad del gas que circulará en las tuberías será de uso y consumo exclusivo de los Americanos del Norte, es decir EEUU.
Así mismo, los trabajos de ampliación del canal de Panamá involucran un endeudamiento extremo de esta modesta República, que luego de Haití y Brasil, muestra el mayor nivel de pobreza entre los habitantes del Hemisferio. La agresión en la región latino caribeña al ambiente no concluye con estos hechos mencionados.

Con horror verificamos noticias procedentes de Chile, donde se inició la destrucción, literal, de los glaciares con el “Proyecto Minero Pascua Lama” que contempla extraer 570 toneladas de oro y 635 millones de toneladas de plata por parte de las transnacionales de la energía, vinculadas a la familia Bush.
[3] Las consecuencias ambientales serán impredecibles, basta decir que los científicos consideran esta última agresión como  la mayor “amenaza a la biodiversidad del planeta”.

Recientemente estuvo de visita en el Táchira, invitado por los estudiantes de Postgrado en Gerencia Ambiental de la UNEFA, el Profesor Universitario
Lusbi Portillo, Docente Titular de Ética Ambiental en LUZ. El Profesor Portillo participó como conferencista en el marco del II SIMPOSIO DE GERENCIA AMBIENTAL, realizado en el Colegio de Ingenieros del Táchira.

Aprovechamos la ocasión de su presencia en la región andina para obtener documentación fresca y una visión exclusiva sobre estos temas. Opina el Profesor que “…estamos viviendo el momento minero–extractivo más duro en la historia de nuestro país.” Y hace referencia al documental “Nuestro Petróleo y Otros Cuentos”. [4]

Dada la importancia de los temas abordados, presentamos a continuación un resumen breve de su conferencia:

“Todos los pronósticos energéticos mundiales -razona el Prof. Portillo en su exposición- apuntan a una vuelta al uso del carbón mineral para mantener el ritmo ascendente de desarrollo de los Estados Unidos, algunos países de Europa y los llamados países en desarrollo en Asía y América del Sur como Brasil y Chile entre otros.

De tal manera –prosigue en su razonamiento- que ante el uso y mayor requerimiento mundial del gas, el agotamiento del petróleo y de algunas minas importantes de carbón en Estados Unidos, ese Gobierno y las transnacionales han decidido extraer más carbón de Colombia y Venezuela, así como el gas de este último a través de dos gasoductos: el Caribeño o Transguajira promovido por Uribe/Chávez desde el Zulia, Colombia pasando por América Central, México a Estados Unidos y el que va por las islas del Caribe también a los Estados Unidos.

Los Proyectos de Desarrollo del Gobierno Nacional están en correspondencia con el Plan Puebla Panamá (PPP), que abarca desde México, pasando por Centro América y hoy incluye a Colombia y el renovado Plan Patriota con su componente militar. Así mismo, esos planes involucran a la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA), junto al resto de los países de América del Sur.

Sin estos dos modernos mecanismos de infraestructuras integrales, diseñados en el seno del BM y el FMI, no puede haber en nuestros países mayor cumplimiento de acuerdos comerciales ni la incorporación de su producción a los mercados mundiales. Venezuela esta incorporada con firmeza en estos planes técno-desarrollistas.

Acortar distancias, asegurarse el libre acceso de los mercados y el ahorro de energía, son factores de vital importancia en el marco de la globalización, sin importar las consecuencias ambientales y el sacrificio de nuestra población.
El país o persona que se oponga a estos planes imperiales de desarrollo será derrotado y sometido en forma incondicional. Veamos el caso de Irak.

Nuestros hermanos guajiros, por ejemplo, con sus flechas y cerbatanas, son los únicos que se vienen enfrentando a las transnacionales del carbón, defendiendo nuestra soberanía en la región del Guasare a costa de su propia vida, sin embargo las transnacionales cuentan con la complicidad de los gobiernos de ambos países, Colombia y Venezuela, y los hermanos Bari y los Yucpa son desplazados violentamente por paramilitares de sus territorios ancestrales, donde están ubicadas las reservas de carbón más grandes de Venezuela.

Enfrentarse militarmente a la mayor potencia mundial es un suicidio. Los EEUU están preparados tecnológicamente para derrotar ellos solos a todos los países del mundo, juntos o  a la coalición de países que se opongan a su hegemonía. En el mundo global existen dos grandes oponentes:
la potencia hegemónica y la opinión pública mundial organizada.

Nuestra posición debe ir más allá de la academia y dejar de ser testigos pasivos de como destruyen el planeta, debemos dar un salto cualitativo y este paso consiste en ser militantes y  activistas de las causas protectoras de la naturaleza y el ambiente.

Rechazar la globalización en todas sus formas y valores, como expresión suprema del capitalismo inhumano, permitirá crear el bloque histórico necesario para que la opinión pública mundial consciente de su futuro logre derrotar a la potencia hegemónica.”


Con esa visión certera y optimista del Profesor Portillo, hemos presentado las ideas principales desarrolladas durante su conferencia y le despedimos muy agradecidos por brindarnos la oportunidad de conocer el enfoque ambiental más actual y vigente en el marco de la globalización.

A manera de conclusión, podemos afirmar que resulta evidente la contradicción existente entre la ejecutoria de una geopolítica depredadora, contraria a la conservación del ambiente por parte del gobierno bolivariano y su ratificación del Protocolo de Kyoto, donde el país se comprometió, junto a la mayoría de los países de la comunidad internacional para el logro de un desarrollo sustentable.



La cara oculta de
La Revolución Bonita

"Si queremos que todo quede como está,
es preciso que cambie todo"
Tancredi Falconeri - El Gatopardo

Pulse aquí para bajar Video

Formato: MS Windows Media Player (.wmv)
Tamaño: 59 MB
Resolución: 320 x 240 pix
Audio: calidad Radio FM
Duración: 80 min


 

.............................................

Notas:

[1] Tucídides fue un historiador de origen aristócrata ateniense que vivió en Grecia, aproximadamente, entre 460 y 395 a. de C.
[2] Climate Change 2007: The Physical Science BasisWorking Group I Contribution to the IPCC Fourth Assessment Report. - Nairobi, 6 February 2007
[3] Chatking Antón, “LA VERDADERA HISTORIA DE BUSH Y LA BARRY GOLD CORP” Marzo 97.
[4] Documental disponible en http://www.soberania.org/index.html



[*] Lic. Gustavo Chacón - / E-mail:guschaoso@gmail.com

 

 



Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada
 
Contacto: soberania.org@gmail.com