www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


Violencia contra las mujeres: Existe la Ley, toca aplicarla
Migdalia Valdez * / Soberania.org - 23/07/08


Campaña de Amnistía Internacional: La Violencia contra las mujeres es un delito

La presentación del informe de AMNISTIA INTERNACIONAL sobre la violencia contra la mujer en Venezuela, el Miércoles 16 de este mes de Julio en el CELARG, estuvo a cargo de  la mexicana Guadalupe Marengo coordinadora del programa regional para América del sur. Esta irrupción de AMNISTIA INTERNACIONAL en la problemática de violencia contra la mujer, es un aporte de los muchos que se van incorporando para reconocerla públicamente como un delito, como problema de salud pública y  violación de los derechos humanos de las mujeres.

Venezuela, cumpliendo con la Convención de Belem Do Para llevada a cabo por la OEA en 1994 en Brasil, promulga ya tardíamente en 1999 la Ley contra la violencia hacia la mujer y la familia, la cual debe ser derogada, por dificultades en su aplicación, y  se sustituye por la LEY ORGANICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA que entra en vigencia el 19 Marzo de 2007.

Este cumplimiento de Venezuela con la sanción penal de la violencia contra la mujer, ha tenido el más tenaz empuje de las mujeres organizadas quienes  han resaltado la obligación del Estado venezolano de cumplir con su compromiso con la convención  de 1994.

Esta ley, a pesar de tener carácter orgánico, va en su cumplimiento remontando la pesada cuesta de reconocimiento de la violencia contra la mujer como delito. En este sentido, AMNISTIA INTERNACIONAL se coloca del lado del nudo esencial: Existe la Ley, toca aplicarla.

Guadalupe Marengo expuso en el contenido del  informe los fragmentos de testimonios de casos contenidos en el mismo, que sólo son una muestra de la tragedia que viven millones de mujeres que día a día, minuto a minuto, viven bajo la angustia, el terror o la certeza de que se cumpla una amenaza de muerte  de quien un día dijo amarlas y querer compartir la vida con ellas.

Romper el lazo nefasto que las atrapa en un círculo mortal, caracterizado por: el atropello, "me arrepiento", "perdóname" y "dame una oportunidad", ella perdona y cree que  él va a cambiar como promete o que se va a dar cuenta, es su esperanza; a esto se agrega  la  culpa de dejar las hijas e hijos sin el padre, el miedo, el no tener trabajo y vivienda, los prejuicios y creencias, todo se une, entre otras equivocadas razones, para no atreverse a romper con un maltratador.

Pero el más grave y huérfano de los recursos ha sido la denuncia, cualquier mujer puede recibir de un funcionario o funcionaria de la cadena de justicia frases como: “eso es un problema entre marido y mujer”, “tenemos mucho trabajo", "le voy a hacer el favor", "después no venga a sacarlo”, “debe venir con testigos porque no se ve golpeada”; la lista es muy larga.

Aun existiendo una ley, su aplicación se dificulta por los mitos y creencias que han justificado a través del tiempo, no sólo la descalificación e invisibilización de la violencia contra la mujer como delito, sino que sólo por ser mujer ya es sospechosa de que  está mintiendo o algo hizo para que le pasara y se lo merece.

El público asistente a la presentación del informe, conoció a través de la exposición de Guadalupe Marengo que 49 fiscalías especiales han sido recientemente creadas en todo el país para las denuncias. Estas parecieran crearse por casualidad o por compromiso; de los dos refugios o casas de abrigo  que hay en el país (casi siempre sin cupo) se ha creado otra (mínimo deberían ser una por Estado), este punto también sido y sigue siendo un batallar para su creación.

Otro factor esencial es la imperiosa necesidad de capacitar al personal de la cadena de justicia, porque, además de la lentitud para la implementación de los mecanismos para que se atiendan las denuncias, está el cómo se atienden y qué resultados hay.

La ley contempla medidas de protección inmediatas a las víctimas, esto resulta muy complejo de cumplir cuando quien recibe la denuncia decide un “modelo” para su aplicación: pedirles a las victimas, que acuden a denunciar, un peritaje psicológico, psiquiátrico y social como requisitos que no aparecen en ningún fragmento de  esta ley, es una muestra de cuánto hay que trabajar en la aplicación real de la misma.

Es obligante para el Estado Venezolano crear los mecanismos y la capacitación de funcionarios y funcionarias para que pueda ser efectiva la aplicación de la LEY ORGANICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA  y de allí, recogiendo la experiencia de las distintas organizaciones no gubernamentales y gubernamentales que trabajan contra la violencia hacia la mujer, es que AMNISTIA INTERNACIONAL se pronuncia: Existe la Ley, toca aplicarla. Toca aplicarla, eso esperan todas las víctimas.


Alexandra Hidalgo (en el centro, abajo en la foto), cuyo testimonio recoge el informe de Amnistía Internacional, también espera que le toque cuando el Estado Venezolano responda con su obligación de entregar a la justicia a quien se transformó de ex esposo en agresor.

 

Artículos relacionados:

Ahora ¿cómo se sale de
un sinvergüenza agresor?

Mireya Tabuas / El Nacional (Venezuela) - 26/05/06

Dos mujeres atropelladas brutalmente por
sus victimarios y por la justicia venezolana

Migdalia Valdéz * / Soberania.org - 28/03/06

Foro "Violencia contra las mujeres:
Hablan las víctimas"

CELARG / Soberania.org - 19/05/06

 

(*) Migdalia Valdez / E-mail: migdaliaval11@yahoo.es

 

Artículos de la autora:

¿Se mueve el patriarcado?
Migdalia Valdez * / Soberania.org - 24/11/06

Preguntas frente al río Socuy en Perijá
Migdalia Valdez * / Soberania.org - 24/10/06

Violencia contra la mujer: Hablaron las víctimas
Migdalia Valdez * / Soberania.org - 02/06/06

La Rebelión contra el Poder (I)
Migdalia Valdez * / Soberania.org - 03/11/05

Más artículos...

 

 



Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada
 
www.soberania.org - Contacto: soberania.org@gmail.com