www.soberania.org
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


La situación del sector eléctrico en Venezuela
Nelson Hernández* / Soberania.org - 21/11/08


Aspectos Generales

Venezuela es un país que puede jactarse de su potencial energético. Tiene reservas considerables de petróleo, gas natural y carbón, así como el potencial hidroeléctrico derivado de sus ríos al sur del país, lo cual le facilita obtener la energía secundaria mas importante hoy en día para la sociedad.

Sin embargo, una mala gestión de estos recursos  y del sector eléctrico como per se compromete seriamente la disponibilidad de electricidad en el país. El resultado de esa mala gestión, iniciada a mediado del año 2002, ha aflorado en el 2008 con
tres fallas graves visibles que han dejado a más del 60% de la población venezolana sin el servicio eléctrico.

Cabe recordar que la electricidad no es almacenable, se produce y se consume. En otras palabras, la capacidad de generación debe estar en concordancia con la demanda. Dicha capacidad debe ser siempre, por condiciones de confiabilidad en la prestación de servicio, al menos un 30% superior a la capacidad demandada. Cuando esta holgura comienza a disminuir, se presentan los llamados “apagones” y el racionamiento programado o no. Este aspecto reseñado con la capacidad de generación es trasladable a los sistemas troncales de transmisión y a los sistemas distribución de electricidad.

Otro aspecto importante ocurre con la planificación del sector el cual debe
preveer un horizonte de al menos 20 años. Esto obedece a que desde que se planifica y entra en operación una central hidroeléctrica transcurren en promedio 10 años; para plantas térmicas de más de 500 MW entre 3 y 5 años, y plantas nucleares 15 años. Es de señalar que en plantas menores a 500 MW se pierde la economía de escala y eficiencia energética.


Características del Sector

El sector eléctrico venezolano desde el año 2007 ha modificado su estructura al ser estatizadas las empresas privadas y haber creado la Corporación Eléctrica Nacional (CEN), la cual es el holding que engloba las políticas y directrices del sector.

La capacidad total instalada es de 21.215 MW, de los cuales el 65% (13.865 MW) son hidroeléctricos y 35%  (7.350 MW) son térmicos. Esta distribución de generación es una debilidad del sistema eléctrico nacional debido a su alta dependencia de la hidroelectricidad, y por la ubicación de esta generación al sur del país lo que requiere de largos sistemas troncales de transmisión para llevar la electricidad hacia el centro y centro-occidente del país, por lo que una falla en estas instalaciones afecta considerablemente el servicio.  Hasta mediados del 2005, una falla  ocurrida en este sistema  de generación-transmisión era soportada por las plantas térmicas grandes de Tacoa, Planta Centro y Ramón Laguna. Por el
retardo de la ejecución de las inversiones para plantas y líneas de transmisión nuevas y el crecimiento de la demanda, dichas plantas térmicas, hoy en día, no pueden absorber la falla, de allí la interrupción en cascada del suministro de electricidad. En la figura a continuación un esquema de las plantas de generación y los sistemas de transmisión a nivel nacional.

Las plantas térmicas están diseñadas para consumir unas gas natural, otras diesel y otras fuel oil o combinaciones de estos combustibles. Otra característica negativa del sector eléctrico es que del total generado, un volumen equivalente a la generación térmica no es facturado o en otras palabras es considerado como pérdidas, las cuales totalizaron para el año  2005 unos 25.403 GWh, equivalente al 24% del total generado para la misma fecha.

En cuanto a la tarifa eléctrica esta es una de la más baratas de Latinoamérica. El promedio nacional para el año 2005 fue de 64.47 Bs./KWh (0.03 $/KWh). Las tarifas no han sido modificadas en los últimos 8 años, situación que ayuda a la desinversión en el sector.

En lo atinente al consumo por cliente residencial para el año 2005 se sitúo en 4.322 KWh, para una población servida de 26.3 millones de personas equivalente al 98.9 % de la población nacional.


La Demanda

La proyección de la demanda eléctrica mostrada en la grafica fue realizada por la Cámara Venezolana de la Industria Eléctrica (CAVEINEL… una vez estatizado el sector  esta organización dejó de existir) en el año 2004. Para ese año la demanda se situó en 96.850 GWh, necesitando para su obtención unos 17.000 MW, equivalente al 80% de la capacidad instalada para ese año. Este porcentaje es menor a lo que indican las buenas prácticas técnicas y gerenciales, es decir, ya se estaba utilizando un 10% de la holgura.

En el escenario 1, que presenta una demanda de 123.189 GWh para el año 2012, necesita la instalación de 7.000 MW (incluye el 30 % de holgura) adicionales a los del 2004.

Para el escenario 2, la demanda estimada en el año 2012 es de 140.279 GWh requiriéndose la instalación de 10.800 MW (incluye el 30 % de holgura) adicionales a la capacidad instalada del año 2004.

Estas cifras indican que el sector eléctrico desde el punto de vista de generación está en crisis, ya que no se ha incorporado nueva capacidad de generación, lo cual se refleja en las señales que ha dado el sistema, y que ya fue mencionado anteriormente.

Una proyección de demanda al año 2024, indica la necesidad de instalar 22.500 MW (incluye el 30 % de holgura) adicionales a lo instalado en el año 2004. Adicional a lo anterior, es bueno recordar que el tiempo de vida operativa de una planta térmica esta entre 20 a 25 años, lo cual implica que debemos estar renovando gran parte de los 7.350 MW instalados.

Por otra parte, el gobierno ha podido “paliar” circunstancialmente  esta situación con dos acciones directas: El reemplazo de bombillos incandescentes por bombillos de luz fría (bombillos ahorradores) y  por un racionamiento “vedado” en ciertas zonas del país. Sin embargo, esto ya no es suficiente. Por ejemplo, los bombillos ahorradores una vez que se queman, los usuarios lo reemplazan por incandescentes por ser estos más baratos. De allí la nueva ofensiva del gobierno de volver a regalar los bombillos de luz fría.

Obsérvese en el grafico que el aporte de la hidroelectricidad se mantiene invariable después del año 2004, por lo que el crecimiento de la demanda es absorbido por generación de origen térmico.



La Crisis

El actual sistema eléctrico nacional no cuenta hoy con la capacidad para satisfacer la demanda. En otras palabras, el sistema colapsó. Existe deficiencia en la generación, en la transmisión y en la distribución, y todo motivado por una gerencia ineficiente que en los últimos 10 años no ejecutó los proyectos programados y necesarios para satisfacer la demanda, la cual creció en dicho periodo en un 3.3% interanual.

La crisis ya se mostraba soterradamente en ciertas regiones y ciudades del país en las cuales se les aplica, desde hace mas de año y medio, un racionamiento o suspensión del servicio que las empresas públicas (principalmente CADAFE) denominaron “suspensión por trabajos técnicos”. Por otra parte, el gobierno creó la "Misión Revolución Energética" en la cual se sustituyeron unos 52 millones de bombillos incandescentes, aspecto que ya fue discutido.

Como vemos, el gobierno conocía la situación  de crisis,
tantas veces anunciada por los expertos y tantas veces negada por este. Lo que dejó al descubierto al gobierno por los seguidos apagones nacionales (29 de abril y el 1 de septiembre.). El último ocurrió el domingo 19 de octubre en la mañana cuando la carga (demanda) del sistema es mínima…pero coincidió con un mantenimiento de dos de las líneas de  la terna de 800 Kv. Esto demostró lo frágil en que se encuentra el sistema eléctrico nacional.

El gobierno ha dicho que la crisis estará resuelta en tres meses... nada más alejado de la verdad.

Recordemos que se necesita instalar unos 7.000 MW en los próximos 5 años (1.400 MW por año). Para tener una idea, tal capacidad de generación anual equivale a la construcción de una planta similar a “Tacoa”. Una planta de esta capacidad toma un  tiempo de construcción de al menos 3 años… no 3 meses. Para ver el deterioro en que se encuentra Planta Centro, haga click
aquí.

Por otro lado, el actual gobierno “congelo” el desarrollo hidroeléctrico del Alto Caroni, (ver grafico de proyección de la demanda) por lo que el desarrollo futuro de generación eléctrica tendrá que ser térmica (Nuclear…ni pensar ya que una planta de este tipo se tarda 15 años en construirla). Lo más rápido a instalar serían turbinas a gas de 4ta. generación tipo GE 9E o frame 7.

Aquí surge una pregunta: ¿
Dónde está el gas que alimentará a estas turbinas?.

Al instalar la capacidad de generación faltante, se requerirá un suministro de gas para alimentar a estas turbinas de alrededor de 1.400 millones de pies cúbicos diarios (MMPCD). El país, hoy, sin incluir este volumen, presenta un déficit de 1.500 MMPCD. En otras palabras, no tenemos gas en el mediano plazo. Habría que generarlo, y el Plan Siembra Petrolera, tiene hoy un desfase de 3.5 años.

Otra opción seria alimentar las turbinas con hidrocarburos líquidos (léase diesel). Este enfoque implica un consumo de 180 mil barriles diarios, volúmenes que no irían a exportación, disminuyendo así el ingreso de divisas. Por otro lado, hay que recordar que cada día la producción de crudo es menor para alimentar a las refinerías y estas no están trabajando a plena carga… quizás la opción sería importar diesel, ¡al igual que hoy en Venezuela se importa gasolina!

Otra vía para generar térmicamente sería
Orimulsión™ o carbón. En ambos casos, las turbinas serían a vapor (no a gas)…y se tarda más su instalación y construcción. Con respecto a la Orimulsion™, debemos recordar que el régimen la eliminó en el año 2003. Con respecto al carbón, a mediados de los años 80 del siglo pasado se habla de una planta eléctrica en el Zulia denominada “Carbo Zulia”. Los estudios indicaban que había que complementar el carbón zuliano con coque siderúrgico para aumentarle su calidad.

Podemos indicar que independientemente del combustible que se escoja, el déficit de generación térmica puede ser cubierto, como muy temprano, entre 3 y 5 años, trabajando fuertemente, aspecto este que el régimen no ha dado buenos indicios. Es de acotar que para el suministro de los combustibles se requerirá, independientemente de dónde se instale la generación, de sistemas de transporte, muelles, gasoductos, poliductos y almacenamiento, lo cual complica aún más el panorama.

En lo atinente a la inversión se estima en 360 $/KW, por lo que cada turbina de las indicadas arriba tiene un costo de alrededor de 54 MM$. A esto hay que agregarle el costo de construcción de planta y equipos. Un estimado total se sitúa en 1.000 $/KW, para una inversión total sólo en generación del orden de los 7.000 millones de dólares. También es de aclarar, aun teniendo la disponibilidad del dinero, que estos equipos no se encuentran en un estante tipo supermercado…sino que tienen tiempo de entrega, en algunos casos hasta mas de 2 años.

En lo concerniente a la
“Generación Distribuida”, que el gobierno ha asomado como la panacea, podemos indicar que con la instalación de 1.000 MW con plantas de 15 MW de capacidad (67 plantas en total) no resuelve el problema en el corto plazo. Estas unidades de generación han sido instaladas en poblaciones aisladas donde hoy es imposible por lo costoso llevarles electricidad desde el sistema eléctrico interconectado.

El enfoque lógico es el de instalar grandes centros de generación, tal como se hizo en la década de los 60 del Siglo XX, cuando se planificó el desarrollo hidroeléctrico en Guayana, la construcción de Planta Centro (CADAFE), de Tacoa (ELECAR) y Ramón Laguna (ENELVEN).

Esta planificación macro y nacional permitió que la población venezolana disfrutara de la electricidad las 24 horas, y no de una forma parcial como es característico de la generación distribuida, y que existía en muchas ciudades y poblaciones de Venezuela para la época. Bueno, esto, etapa ya superada, es lo que ofrece el gobierno para paliar la situación a la que nos ha llevado por su ineficiencia al no ejecutar los proyectos necesarios para absorber el crecimiento de la demanda y al no efectuar los programas de mantenimiento que requiere un sistema tan complejo y frágil como es el eléctrico.

Algunos voceros del gobierno han expresado que la generación compartida la ha aplicado Cuba, y que ha sido exitoso. Es posible que haya sido así… pero, ¿tenía -o tiene- Cuba un índice de electrificación como el de Venezuela, la cual (aún hoy) está dentro de los mayores del mundo?.

En otras palabras, ¿existe en Cuba un sector industrial como el de Venezuela (el que queda); tiene una industria del Aluminio que depende 100% de la electricidad; está el sector comercial y de servicios tan desarrollado como en Venezuela; la población cubana tiene los artefactos y equipos eléctricos que posee la venezolana, etc.? La respuesta es NO. Esa es la razón del éxito de la generación distribuida en Cuba.

Por otro lado, con la generación distribuida se pierde la economía de escala, lo cual hace que los costos se incrementen, y por ende el usuario deberá pagar una factura más alta. Igualmente, por ser menos eficiente que las turbinas a vapor, las turbinas a gas-liquido (si son duales) emplearán mayor cantidad de combustible y, como su ubicación principalmente sería en centros poblados aislados a los sistemas de distribución de gas o si están cerca no hay gas, se alimentarían con gasoil (diesel), combustible “Premium” en el mercado internacional.

Otro aspecto que  debemos considerar es la adecuación de los sistemas de transmisión y distribución para colocar la oferta donde se ubica la demanda. Para efecto de planificación y sentido direccional, se utiliza que por cada dólar invertido en generación se debe emplear 0.33 dólares en transmisión y 0.17 dólares en distribución y comercialización. Esto hace que para una inversión en generación de 1.000 $/KW, la inversión total sería del orden de los 1.400 $/KW.

Para el caso que hemos analizado en el presente documento, de la necesidad de instalar unos 7.000 MW al año 2012, la inversión estimada se situaría en 9.800 millones de dólares. A esta inversión habría que agregarle el reemplazo o repotenciación de las plantas actuales por su obsolescencia.


Conclusión

  • Para eliminar la crisis del sector eléctrico se requiere un período de al menos 5 años para acometer todos los proyectos de generación, transmisión y distribución que permitan llevar la confiabilidad del sistema eléctrico nacional al nivel de los años 90 del siglo pasado.

  • La capacidad adicional de generación tiene base térmica por lo que es imprescindible definir el tipo de combustible a utilizar, lo cual determinara el tipo de planta a construir y el lugar de instalación.

  • Para los próximos 5 años se requiere de una inversión en el sector eléctrico cercana a los 10.000 millones de dólares, lo que hace necesario e impostergable una modificación de la tarifa eléctrica actual.

 

.............................................

Anexo:

Empresas que conforman el sector eléctrico venezolano

El 31 de julio de 2007, mediante el Decreto 5330, publicado en Gaceta Oficial 38736 el gobierno crea la Corporación Nacional Eléctrica como una empresa operadora estatal encargada de la realización de las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización de potencia y energía eléctrica.
El país fue divido en regiones para la operación del servicio eléctrico:

  • Región Noroeste. La empresa Energía Eléctrica de Venezuela (ENELVEN) incorpora el estado Falcón dentro de su área de influencia.

  • Región Andina. Agrupa por sus características a los estados andinos.

  • Región Norcentral. La Electricidad de Caracas (ELECAR) tiene la responsabilidad de ampliar su radio de acción para cubrir los estados Miranda y Aragua.

  • Región Central y la Región Oriental estarán bajo la gestión de la C.A. de Administración y Fomento Eléctrico (CADAFE)

  • Región Sur. Formada por Bolívar y Amazonas, pasa a ser de EDELCA.

C.V.G. Electrificación del Caroní C.A. (EDELCA):

Empresa constituida en 1963, siendo su área de atención a nivel nacional y ejerce las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica. Para el año 2005 atendió un mercado de  75025 giga vatios hora (GWh), entre ventas a usuarios finales y a otras empresas de electricidad, con una capacidad instalada, cien por ciento (100%) hidroeléctrica, de 13793 mega vatios (MW) y una demanda de 10866 MW.

C.A. de Administración y Fomento Eléctrico (CADAFE):

Empresa creada en 1958 con el objetivo de electrificar al país, siendo su área de atención a nivel nacional y ejerce las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización de energía. Para el año 2005 atendió un mercado de 40472 GWh entre ventas a usuarios finales y empresas distribuidoras privadas (ELEBOL, CALIFE, ELEVAL y CALEY), posee una capacidad instalada térmica de 3.070 MW e hidroeléctrica de 620 MW y una demanda de 5607 MW, cubriendo la diferencia realizando compras de energía a terceros. Es importante señalar que CADAFE cuenta con una casa matriz a cargo de las actividades de generación y transmisión, y cinco empresas filiales encargadas de las actividades de distribución y comercialización. Estas empresas filiales son:

C.A. Energía Eléctrica de Venezuela (ENELVEN):

Atendiendo gran parte de Estado Zulia, y ejerce las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización. Para el año 2005 atendió un mercado de 10136 GWh con capacidad de generación de 1471 MW.

C.A. Energía Eléctrica de Barquisimeto (ENELBAR):

Atiende el Estado Lara, y ejerce las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización. Para el año 2005 atendió un mercado de 3128 GWh en ventas a usuarios finales. Posee una capacidad instalada de 151 MW y una demanda de 557 MW cubriendo la diferencia.

C.A. La Electricidad de Caracas (EDC):

Fue creada hace más de 100 años, atiende el Área Metropolitana de Caracas, y sus actividades son de generación, transmisión, distribución y comercialización. Para el año 2005 atendió un mercado de 12905 GWh. Posee una capacidad instalada térmica de 2.236 MW y una demanda de 1.985 MW.

C.A. Luz Eléctrica de Yaracuy (CALEY),

Empresa de propiedad privada filial de EDC, ubicada en el Estado Yaracuy, abastece la zona de San Felipe, y ejerce las actividades de distribución y comercialización. Para el año 2005 atendió un mercado de 341 GWh en ventas a usuarios finales.

C.A. Electricidad de Valencia (ELEVAL):

Empresa creada1908, ubicada en el Estado Carabobo, atiende la Ciudad de Valencia, y ejerce las actividades de generación, distribución y comercialización. Para el año 2005 atendió un mercado de 1.713 GWh en ventas a usuarios finales. Posee una capacidad instalada de 198 MW y una demanda de 265 MW cubriendo la diferencia realizando compras de energía a terceros.

C.A. Electricidad de Ciudad Bolívar (ELEBOL):

Empresa fundad en 1910, ubicada en el Estado Bolívar, atiende la zona de Ciudad Bolívar, y ejerce las actividades de distribución y comercialización. Para el año 2005 atendió un mercado de 1052 GWh en ventas a usuarios finales.

C.A. Luz y Fuerza Eléctrica (CALIFE):

Empresa ubicada en el Estado Carabobo, atiende la zona de Puerto Cabello y Morón, y ejerce las actividades de distribución y comercialización. Para el año 2005 atendió un mercado de 579 GWh en ventas a usuarios finales.

Sistema Eléctrico de Nueva Esparta C.A. (SENECA):

Empresa ubicada en el Estado Nueva Esparta, atiende a todo el estado, y ejerce las actividades de generación, distribución y comercialización. Para el año 2005 atendió un mercado de 1550 GWh en ventas a usuarios finales. Posee una capacidad instalada de 229 MW y una demanda de 253 MW.

Turboven:

Empresa ubicada en el Estado Aragua que atiende clientes industriales en Valencia, Maracay y Cagua, ejerce las actividades de generación, distribución y comercialización, y es independiente del Sistema Interconectado Nacional.

 

 

[*] Nelson Hernández / E-mail: gasher@mail.org

 



 


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada
 
www.soberania.org - Contacto: soberania.org@gmail.com