www.soberania.info
 
Artículo
Caracas / Venezuela -
 


¿Por qué el petróleo de Venezuela es fundamental
para la administración Bush?

Eleuteria Uhuru / Soberania.info - 22/01/04

Una breve revisión de la geopolítica reciente y cifras de producción petrolera del principal "aliado" de EEUU ayuda a tener la respuesta.

Arabia Saudita ha sido desde los años 40 el principal suplidor de petróleo del Golfo pérsico hacia EEUU, lo que ha sido correspondido por Washington con apoyo que oscila entre la famosa "Doctrina Carter" de los 70, pasando por el suministro de armas y personal de entrenamiento de alta tecnología a las SANG (siglas en Inglés para la Guardia Nacional de Arabia Saudita), y hasta las conocidas operaciones "Centrazbat", iniciadas con envío de tropa y armas a Kazajastán desde 1997.

El caso del expresidente Carter de los 70 (hoy llamado "hombre de paz" por las metamorfosis que los medios aplican según sea el interé$) se establece la decisión del imperio norteño para actuar con su fuerza militar si interpreta que su "interés en acceder el petróleo del Golfo está en peligro". En el caso de las operaciones al sur de Rusia (Azerbaiján, Kazajastán y Turquía) han permitido tener a EEUU una posición militar fuerte y más o menos estable de acceso al Mar Caspio, y potencial dominio si algún día se conectan los oleoductos desde el Golfo y luego hacia el estrecho de Bósforo entre Rusia y Turquía. Pero el tiempo dirá si la dupla que dominará dichos intereses será Turquía-EEUU o Irán-Rusia, o si como algunos comienzan a creer se hará una alianza Rusia-EEUU que buscaría, además de anular resistencias a ambos, romper la medula de la OPEP.


En esta oportunidad solo se analizará una estrofa del complejo romance entre EEUU y Arabia Saudita que parece aproximarse al "momento de la verdad". Si se observa la producción de Arabia Saudita desde 1980 (Gráfico 1) y se compara con el consumo de crudo convencional de EEUU se encontrará un problema en el noviazgo: hasta 1994 los números muestran la capacidad de la monarquía Saudita para suplir a EEUU de crudo en su demanda, pero desde entonces se observa una brecha creciente entre ambas. El crecimiento de la sed supera hasta por 3 millones de barriles por día al fluido que ha creado la adicción. La fuente de "la eterna juventud" no se está secando sino que los conflictos geopolíticos dificultan "abrir el chorro" a la dupla Saudita Abdulláh-Nayef. Uno de las dificultades consiste justamente en que ya la propia familia real tiene dos corrientes: la pro-occidente de Abdulláh que busca satisfacer al máximo el consumo del imperio, y la conservadora de su hermano Nayef que movido más por su raíz religiosa busca centrarse en el entorno más cercano al Golfo, al mundo musulmán, aunque eso implique que la venta a EEUU se mantenga o se pudiera reducir.

Claro que no se trata de un asunto de ideologías en una sabida déspota realeza que se ha sostenido únicamente por el apoyo "gringo", sino a las crecientes presiones sobre los países alrededor del Golfo aliados de EEUU (Emiratos Arabes Unidos, Kuwait y Arabia Saudita) por parte de los que rechazan una cultura pro-occidente (Irán, Irak, Siria). La base del edificio es el apoyo de EEUU a los Israelíes en el conflicto palestino. Las relaciones son de una permanente tensa-calma, y luego de la ocupación de Irak por EEUU el conflicto no parece relajarse sino agudizarse, sólo que Saddam quedó fuera como potencial líder. El propio Bremer y su equipo buscan una salida rápida del entorno Iraquí ante los casi 30 atentados que sufren por día, sólo que procuran dejar una infraestructura militar y política que les asegure que los campos de Kirkuk y Rumaila sean "generosos" por haberles librado de Sadam.

Si acrecienta la tensión entre las comunidades alrededor del Golfo por la resistencia Iraquí contra EEUU, y la producción de aquel se mantiene por debajo del plan Rumsfeld-Rice-Chenney, y por otro lado el ala conservadora de Nayef en Arabia se impone internamente en Arabia Saudita y tiende a negociar alianzas parciales para evitar innecesarios enemigos en sus fronteras que se alinean contra Israel, la cosa podría tomar un giro peligroso para los norteños, quienes tendrían problemas para seguir consumiendo el 50% de la gasolina mundial, y seguir incrementando su consumo anual 2% sin tener que recurrir y mermar a su reserva estratégica. Se han hecho inversiones mil millonarias en tropa y armas, pero aún así el crudo del Golfo queda a 2 meses de "casa" y si coincidiera una crisis política con una arremetida del clima (como en Europa Occidental hace dos años y Rusia en este momento) la situación sería insostenible sin entrar en conflictos "mayores".

El lector entendido debe saber que Arabia Saudita no es el único proveedor de EEUU, pues ciertamente está Canadá y México que son respectivamente su primer y tercer proveedor de crudo. Pero con base en informes estadísticos de la Agencia Internacional de Energía publicados por la BP (Nov. 2003) a Canadá solo le restan unos 7 años de reservas probadas, y a México 11 (Gráfico 2), eso si no incrementan significativamente su producción sin encontrar yacimientos con reservas sustitutivas, por lo que estos dos vecinos estarían dispuestos a seguir ayudando a su "San Jorge" pero no al dragón de quedarse sin reserva para su futuro a mediano plazo. Se sabe que se están haciendo inversiones mil millonarias en cuencas en aguas profundas por parte de las petroleras pues el Golfo de México muestra señales de "asma" inicial.

Ante tal perspectiva EEUU busca "opciones" con capacidad de cubrir al menos un 10% del hueco que ya tiene entre su consumo y su producción e importaciones. Es allí donde justamente entra en el tapiz internacional el petróleo Venezolano. Ante los hechos señalados:

•  Crecimiento del consumo de petróleo de EEUU hasta 20 millones de barriles por día,

•  Importaciones diarias cerca de 12 millones, y creciendo hasta 2% anual,

•  Las tensiones del Golfo Pérsico que se ciernen sobre la monarquía Abdulláh-Nayef, complaciente con papá Bush, pero obligada a ceder ante potenciales vecinos hostiles,

•  La declinación de reservas probadas en los vecinos "seguros" y cercanos...

Venezuela se convierte en un ariete obligado para Washington para asegurarse el suministro de petróleo. A solo 5 días de camino. Pudiera ser que en ante tal realidad algunos sufriendo un miedo que no puede ser apagado por el fuego de la revolución bonita repiten desde los megáfonos mediáticos "somos un suplidor confiable, no disparen por favor". Igualmente parece ser que de ningún modo se va a permitir que Hugo Rafael siga hasta el 2021, pues su presencia en el poder y sus ideas para Venezuela no parecen coincidir con la agenda Giustiniana de Washington. El paro de Diciembre 2001 dio risa, el golpe de Abril del 2002 fue una derrota aplastante, y el sabotaje a PDVSA en Diciembre del mismo año mostró la fuerza de la dupla FAN-Pueblo. Pero el daño financiero contra el país ha sido abrumador, y la estatal aún tiene una deuda de unos 8000 millones de dólares (cifras del titular de la cartera MEM en panorama el 18-01-04) justo con quienes anhelan poseerla. Además, comienzan a mostrarse signos de la actuación de los "caballos de Troya" dentro de la estatal que, de lograr su cometido de entorpecer la gestión de la empresa para culpar al gobierno, servirán en bandeja de oro nuestro petróleo al imperio.

Ciertamente el debate está en la calle y algunos repiten que quieren a Mickey y a Pluto, y a cambio ofrecen a PDVSA. En la balanza están los recursos para construir una alternativa de país y solo tenemos 20 años para ello. Los que han invadido países, derrocado presidentes, apoyado a dictadores y asesinado niños y mujeres (llamados "daño colateral" por Bush y su clan) no van a cejar en su empeño de asegurarse una fuente de petróleo que geopolíticamente les es vital. Alguien dijo "PDVSA no puede ser el futuro de Venezuela, pero sin PDVSA no hay futuro".

Gráfico 1: ¿Cuántos años de reservas le quedan? Cifras de informe BP, Nov. 2003. Fotografía de fondo tomada en Bagdad con niños caminando entre restos de artillería de la coalición (posiblemente con su agregado de "Uranio empobrecido"). Volver

Gráfico 2: Comparación de crecimiento de petróleo importado de EEUU y producción de Arabia Saudita. Fotografía de fondo muestra el pozo Rumaila-64, al Sur de Irak, luego de ataques entre las fuerzas de la coalición y la resistencia. Pulse sobre el gráfico 2 para verlo en mayor resolución. Volver


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar
Arriba
Volver
Volver a página anterior
 
Regresar a Portada
Portada